MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las malas condiciones climáticas han impeidido a Carlos Soria alcanzar la cima del Dahulagiri. «Finalmente no ha podido ser», ha confirmado con tristeza Soria desde el Campo III del Dahulagiri.



Soria ha agradecido el «caluroso apoyo recibido desde España» y ha hecho referencia a la «inexorable contundencia del entorno climatológico en esas altitudes de Nepal, a pesar de haber seguido los pasos y etapas con el rigor y preparación adecuadas».

«Hemos hecho todo lo que ha estado en nuestra mano, pero en estas montañas las condiciones climatológicas y el propio estado de la nieve y el hielo son los que deciden finalmente si se puede subir, o no, a la cima», ha expresado.

En una crónica escrita por el propio Soria asegura que el día 15 de mayo salieron del campo base con destino al campo I. «Todo se desarrolló perfectamente, alcanzamos el campamento a muy buena hora y pudimos descansar tranquilamente en la tienda», ha narrado.

El día 16, subieron hacia el campo II, donde «el tiempo fue perfecto, como se esperaba». «Subimos a muy buen ritmo, adelantando incluso al resto de personas de otras expediciones; mientras tanto el equipo de sherpas se dirigió al campo III», ha explicado.

Un día después, cuando partían hacia el último campamento, «el viento empezó a soplar desde muy temprano, algo que no se tenía previsto en las previsiones meteorológicas».

«Nosotros pudimos avanzar hacia el campo III, pero nuestro equipo de sherpas, que tenían pensado equipar la parte superior de la montaña, apenas pudieron progresar», ha señalado.

Fue entonces cuando los partes meteorológicos empezaron a dar previsiones más negativas para la siguiente jornada. «Cada vez se veía más complicado un posible intento a cima, para el día 18. El equipo de sherpas llegó tarde y muy cansado al campo III, con muy malas expectativas de las condiciones de la montaña en la parte superior», relata.

Así, «el viento no dejó de golpear, con mucha fuerza» y por ello cieron claro que «las opciones de cima desaparecían y que la única opción clara que se presentaba era bajar al campo base y no arriesgar la integridad de ninguno de los miembros del equipo».

«Nos encontramos un poco tristes por no haber alcanzado la cima, pero contentos por haber hecho todo lo posible por cumplir los objetivos, pero sobre todo por hacer las cosas lo mejor posible. Y siempre disfrutando de estas maravillosas montañas», ha expresado. .

Por su parte, Ifema, a pesar del contratiempo meteorológico y de la imposibilidad de haber alcanzado la meta, se siente «muy honrada de haber impulsado un proyecto que cumple con los propios objetivos de Ifema, encarnados por Carlos Soria».

«Con el pesar de que el esfuerzo y la dedicación con que se ha emprendido cada una de las distintas etapas de la Expedión Ifema- Carlos Soria, no hayan tenido finalmente su merecida recompensa, desde Ifema queremos expresar nuestro apoyo y reconocimiento a nuestro alpinista más internacional, por su valor como deportista y por su nobleza humana», ha expresado el presidente del Comité Ejecutivo de Ifema, Clemente González Soler.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here