MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El concejal-presidente de Latina y Vicálvaro y exdelegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Sánchez Mato, ha cargado contra el secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya, por ser «de todo menos ejemplo de buena gestión».



El número dos del Ministerio de Hacienda ha sido llamado a declarar como investigado por posibles delitos de prevaricación administrativa continuada, falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos continuado y cohecho y tráfico de influencias durante su etapa como alcalde de Jaén.

Según las diligencias, como informa la Cadena SER, «ordenó personalmente en contra de los informes y reparos de ilegalidad del interventor del Consistorio jiennense distintos pagos a la empresa MATINSREG, encargada del mantenimiento de las fuentes ornamentales».

Sánchez Mato ha señalado a Europa Press que durante las conversaciones con el Ayuntamiento, el hoy investigado «no se ha dignado a hacer otra cosa que presumir de un incumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria», norma con la que él no cumplía «cuando era alcalde de Jaén». «Y además tuvo el dudoso honor de ser la capital de provincia que más rápido se endeudó y que además no presentaba planes económicos-financieros a Hacienda», ha recordado el edil de Ahora Madrid.

«Hay que respetar la acción de la justicia pero también tener claro que sus actuaciones en su momento fueron todo menos ejemplo de buena gestión», ha lanzado. Preguntado sobre si Fernández de Moya debería ser cesado, Carlos Sánchez Mato ha contestado que «en un país normal seguramente el que ha sido líder en el ranking de endeudar a los municipios no debiera ser secretario de Estado de Hacienda».

Aunque también ha considerado que «es muy complicado que alguien le pueda exigir desde el PP que dimita cuando el número uno de Hacienda (Cristóbal Montoro) hizo una amnistía fiscal que fue declarada inconstitucional pero sigue ostentando el número uno del ministerio». «En esas circunstancias no podemos ser muy optimistas», ha concluido.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here