<b>Tiempo de lectura</b> 3 minutos


Las medidas aprobadas, junto con las de los Presupuestos, suponen un ahorro de más de 170 millones adicionales a los contribuyentes madrileños.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha anunciado este martes que el Consejo de Gobierno ha dado luz verde a la bajada de impuestos que anunció la exdirigente Cristina Cifuentes, que incluye una decena de medidas entre las que destacan reducir medio punto el tipo mínimo de la escala autonómica del IRPF, bonificación del impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos y entre tíos y sobrinos e «importantes» deducciones.

Además, Garrido, como sello propio, ha incorporado al proyecto de ley la deducción en el IRPF de parte del coste que tiene para las familias tener contratada a una persona para el cuidado de sus hijos. La deducción será de un 20 por ciento de la cotización a la Seguridad Social del cuidador o cuidadores, hasta un máximo de 400 euros por familia, siempre que no hayan accedido a una escuela infantil financiada con fondos públicos. Este porcentaje se eleva al 30 por ciento en el caso de familias numerosas con un límite de 500 euros anuales.

También de cara a las familias, tal y como ha anunciado el presidente en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, se amplía la deducción para cubrir los gastos de escolaridad, introduciendo una nueva modalidad por descendientes de 0 a 3 años que estén escolarizados en el primer ciclo de Educación Infantil. La deducción es del 15 por ciento de los gastos de escolaridad con un importe máximo de 1.000 euros al año.

Además, se incrementará de 900 a 1.500 euros el importe de la deducción por acogimiento no remunerado de mayores de 65 años que no tengan vinculación de parentesco o que tengan algún tipo de discapacidad igual o menor al 33 por ciento.

Por otra parte, la iniciativa, que comenzará ahora su tramitación parlamentaria en la Asamblea y el Gobierno pretende que se apruebe antes de que acabe el actual período de sesiones, contempla una deducción del 50 por ciento –con un máximo de 12.000 euros– por las aportaciones al capital social de cooperativas y sociedades laborales. Además, se recupera la deducción por donativos a fundaciones de la Comunidad de Madrid, hasta el 15 por ciento de las cantidades donadas.

Según ha continuado desgranado Garrido, «para favorecer la iniciativa empresarial», se incrementará del 20 al 30 por ciento el porcentaje de deducción de la inversión realizada en adquisición de acciones y participaciones de entidades de nueva creación, elevándose el importe máximo a deducir a 6.000 euros anuales.

En el caso de que estas entidades estuviesen participadas por universidades u otros centros de investigación se incrementará hasta el 50 por ciento el porcentaje de deducción hasta los 12.000 euros anuales. En total, según el Gobierno regional, casi 116.000 declarantes podrán beneficiarse de las deducciones en la renta a la economía social y a la iniciativa empresarial.

IRPF Y SUCESIONES

A esto se suma, en cuanto al IRPF, se rebaja también la tarifa autonómica del impuesto a los tres millones de declarantes, situando el tipo mínimo en el 9 por ciento, el más reducido de toda España. Se trata de una rebaja del 5,3 por ciento en el primer tramo y supondrá un ahorro proporcionalmente mayor a las rentas más bajas.

También se incluye el impuesto de Sucesiones y Donaciones, que incluye a hermanos, tíos o sobrinos. Concretamente, se aplicará una bonificación del 15 por ciento para los hermanos y de un 10 por ciento en el caso de los otros dos parentescos. «Madrid se convierte así en la primera comunidad autonómica que contempla esta deducción», ha destacado Garrido.

Asimismo, se incluyen sendas bonificaciones del 10 por ciento por la adquisición de vivienda habitual de hasta 250.000 euros en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Además, las familias numerosas contarán con una bonificación del 95 por ciento en Actos Jurídicos Documentados para la adquisición de la vivienda habitual y se contempla una bonificación del 100 por cien por la adquisición de bienes muebles y semovientes de menos de 500 euros del valor real adquiridos por personas físicas.

En lo que se refiere a la compra de viviendas de segunda mano, en su modalidad de Trasmisiones Patrimoniales Onerosas, la región mantendrá el tipo de gravamen más bajo establecido en el 6 por ciento, mientras que en otras comunidades se eleva hasta el 11 por ciento.

Las medidas aprobadas este martes, junto con las aprobadas en los Presupuestos, suponen un ahorro de más de 170 millones adicionales a los contribuyentes madrileños, que se podrían aplicar ya en la próxima campaña de la Renta, en el caso de las deducciones y la bajada del tramo autonómico del IRPF; y desde el 1 de enero de 2019 las relativas a Sucesiones y Donaciones y al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

GARRIDO ‘CUENTA’ CON EL APOYO DE CIUDADANOS

El presidente de la Comunidad de Madrid se ha mostrado «convencido» de que Ciudadanos le dará su apoyo para aprobar la bajada de impuestos, que incluye diez rebajas fiscales y que comienza ahora su tramitación parlamentaria, pese a no haber iniciado conversaciones con la formación naranja.

«Yo sinceramente creo que el proyecto completo es perfectamente asumible por Ciudadanos, toda vez que ellos han manifestado su voluntad hace algún tiempo de aprobar medidas que contribuyan a mejorar la fiscalidad de los madrileños», ha indicado Garrido.

En cuanto a las conversaciones con Ciudadanos, el presidente regional ha sostenido que habrá que comenzarlas ahora a través del grupo parlamentario. Y es que, tal y como ha expuesto Garrido, este mismo martes se remite a la Asamblea de Madrid y queda «en manos de los grupos». A su parecer, la formación naranja apoyará «el cien por cien» de las medidas porque son «para los madrileños».

En este punto, ha subrayado que lo que él observó es que el portavoz de Ciudadanos en la Cámara regional, Ignacio Aguado, tenía voluntad «de colaborar» en aquellos aspectos que están en la línea de «su planteamiento ideológico». «Yo creo que debe ser así porque lejos de intereses partidistas, que obviamente existen, está el interés de los madrileños», ha manifestado, al tiempo en el que ha hecho un llamamiento al PSOE para que se sume a la iniciativa, aunque lo ve «difícil».

El portavoz de Ciudadanos (Cs) en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha asegurado que si el Gobierno regional pretende llegar a acuerdos con su reforma para la bajada de impuestos y la que propuso su partido, la formación naranja «estará de su lado».

El portavoz de Ciudadanos ha dado la «bienvenida» a la reforma fiscal del Gobierno, aunque ha recordado que hace siete meses su partido fue quien les pidió que la pusieran en marcha y en septiembre, propusieron una por la que les llamaron «demagogos y oportunistas». «Ahora siete meses después sí que se producen las circunstancias, concretamente cuando habíamos anunciado que íbamos a proponer una reforma fiscal de manera oficial», ha señalado.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *