/ 5 marzo 2021

Fútbol/Mundial.- (Análisis) Grupo H: Senegal, una prometedora generación para repetir la hazaña de 2002

Fútbol/Mundial.- (Análisis) Grupo H: Senegal, una prometedora generación para repetir la hazaña de 2002

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La selección de Senegal afrontará su segunda participación mundialista en Rusia con la confianza de dar ‘guerra’ tanto a Polonia como Colombia en el Grupo H, aprovechando la renovación en una plantilla liderada por el futbolista del Liverpool Sadio Mané, y que aspira a dar la gran sorpresa como ya hiciera en el Mundial de 2002.

En su única participación en una Copa del Mundo hasta la fecha, Senegal viajaba a Corea y Japón con una de las mejores generaciones que se recuerdan de su país, aprovechando la experiencia de gran parte del combinado nacional que había probado suerte en Europa. Ese era el caso del delantero Henri Camara, jugador con más partidos en la selección, y el capitán y actual seleccionador, Aliou Cissé.

- Advertisement -

Desde el primer momento, Senegal mostró su intención de convertirse en una de las grandes revelaciones del campeonato. Así, comenzó superando a toda una potencia como la selección francesa de Zidane y actual campeona (0-1), para después lograr dos empates frente a Dinamarca (1-1) y Uruguay, este último desaprovechando el 3-0 a favor con el que se marcharon al descanso.

Los cinco puntos le sirvieron a los ‘leones de la Teranga’ para avanzar de ronda como segundos de grupo, dejando fuera a los uruguayos y franceses. Mantendrían su condición de invictos hasta los cuartos de final, superando en los octavos de final a Suecia gracias al doblete de Camara. Finalmente, Turquía acabaría con el sueño senegalés de seguir haciendo historia en un Mundial, además de manera cruel, con Ilhan Mansiz decidiendo la eliminatoria con un gol de oro.

Después del éxito cosechado en 2002, todo parecía indicar que Senegal se convertiría en una selección a tener en cuenta, al menos, en el continente africano, incluso un fijo en los torneos mundialistas, aunque fracasó en sus intentos de clasificarse en las tres ocasiones posteriores en Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y quedándose a las puertas en Brasil 2014.

En esta ocasión, el equipo consiguió la clasificación en una última fase donde no faltó la polémica. El encuentro entre Senegal y Sudáfrica tuvo que repetirse después de que la FIFA reconociera que el colegiado Joseph Odartei había favorecido de manera clara al conjunto sudafricano, siendo inhabilitado de por vida. En el segundo encuentro, los de Aliou Cissé certificarían su pase con un gol en el 93.

El cambio de dinámica ha venido provocada por una nueva generación de futbolistas que han rejuvenecido la plantilla y le han permitido al seleccionador Aliou Cissé conformar un once con garantías plagado de jugadores que han brillado esta temporada en el fútbol europeo, sobre todo en una delantera que cuenta con la gran estrella, Sadio Mané, y otros dos ‘puñales’ como Keitá Balde y M’Baye Niang.

Además del arsenal ofensivo, el combinado africano cuenta con un enorme potencial físico en la sala de máquinas gracias al trivote conformado por el exbético N’Diaye, el jugador del Everton Idrissa Gueye y el del West Ham Kouyaté. En la zaga, mismo físico y veteranía de manos de Koulibaly, quien vendrá acompañado de dos jugadores del fútbol belga como Gassama y Kara.

MANÉ, TALISMÁN DE LOS ‘LEONES’

Su gol en la final de la Liga de Campeones no evitó la tercera Liga de Campeones consecutiva, aunque volvió a demostrar cuánto necesita el Liverpool a Sadio Mané, autor de diez goles en diez partidos disputados en la competición continental.

Con su selección, Mané, de 26 años, no mantiene el mismo olfato goleador, aunque su presencia se vuelve aún más indiscutible que en el conjunto inglés, no tan centrado en la finalización y sí en la construcción de las principales ofensivas de su selección.

La explosividad del delantero será una de las principales bazas de Senegal, aunque su mejoría de cara a gol le hace ser toda una amenaza y una de las figuras a seguir en ese grupo H. Sadio Mané ha formado el mejor tridente europeo junto con el mencionado Salah y el brasileño Firminho, combinándose los tres para ser finalizadores y asistentes a partes iguales.

ALIOU CISSÉ, CAPITÁN EN 2002, BUSCA AGRANDAR SU LEYENDA

Gran parte de los éxitos de Senegal en estos últimos años se debe a su seleccionador, Aliou Cissé, capaz de mantener un equilibrio y un esquema táctico que explote a sus figuras individuales, así como contar con la suficiente experiencia para que esta aventura en Rusia no les pille por sorpresa.

El exjugador del Lille, PSG o Nîmes, entre otros, portó el brazalete de capitán durante el Mundial de 2002 y fue una de las piezas clave para que Senegal llegase tan lejos en la competición, aportando claridad y sencillez en el juego desde la sala de máquinas.

Parece que, además de la experiencia de aquel año, Cissé ha conseguido trasladar a esta nueva generación de futbolistas el equilibrio y la tranquilidad de cuando todavía jugaba sobre el césped, volviendo a disfrutar de una Senegal que no desprecia el balón y que combina a la perfección el fútbol más físico con las constantes iniciativas individuales de sus talentosos futbolistas de ataque.

FICHA TÉCNICA

-Participaciones en Mundiales: Dos (2002 y 2018).

-Títulos: Ninguno.

-Mejor resultado: Cuartos de final (2002).

-Palmarés: –.

-Cómo se clasificó: Primera del Grupo D de la clasificación africana

-Calendario primera fase:

19/6 17.00 Moscú Polonia – Senegal.

24/6 17.00 Ekaterimburgo Japón – Senegal.

28/6 16.00 Samara Senegal – Colombia.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS