MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La selección rusa de fútbol empató (1-1) este martes ante Turquía en partido amistoso disputado en Moscú y que sirvió a los de Stanislav Cherchesov como último examen de cara al Mundial, del que los rusos serán anfitriones y al que llegarán después de siete encuentros sin conocer la victoria.



A pesar del buen arranque del combinado otomano, Rusia se adelantó pasada la media hora de juego con un gol de Aleksandr Samedov, uno de los mayores talentos de la selección anfitriona, al aprovechar un pase de Alan Dzagoev y definir con una gran vaselina. Los de Mircea Lucescu no se rindieron y fueron a por el empate.

Turquía firmó las tablas definitivas con el tanto de Yunus Malli, que conectó un buen disparo desde el borde del área pegado al poste izquierdo. El próximo enfrentamiento de Rusia será ya en el Mundial, en el partido inaugural del próximo 14 de junio que les enfrentará a Arabia Saudí y con el que pondrán en marcha su objetivo de alcanzar los octavos de final.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here