MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El exvicepresidente de Caja Madrid y exconsejero de Bankia José Antonio Moral Santín ha asegurado este miércoles en el Congreso que entiende la entrada de la caja madrileña en la ‘fusión fría’ de BFA-Bankia porque era «vista por el Banco de España como el paraguas que tenía que ayudar a reestructurar otras cajas que estaban en dificultades» dentro del mismo proyecto.



Durante su comparecencia ante la Comisión que investiga en la Cámara Baja la crisis financiera, el rescate bancario y la quiebra de las cajas de ahorro, Moral Santín ha asegurado que es su «valoración», aunque «compartida» con otros compañeros de consejo, porque así se transmitió en ese órgano de dirección.

«Se nos dice que (Caja Madrid) es vista por el Banco de España como el paraguas que tenía que ayudar a reestructurar otras cajas que estaban en dificultades, que eran el resto, con excepción de Bancaja», ha aseverado el que fuera consejero a propuesta de Izquierda Unida.

CAJA MADRID PODRÍA HABER AGUANTADO SOLA LA CRISIS

Según ha relatado, la valenciana Bancaja no figuraba inicialmente en el proyecto de ‘fusión fría’ que posteriormente conformaría BFA-Bankia, pero que después se incorporó «muy en el último momento». «En el Consejo (de Administración) se nos transmite que el Banco de España ha instado a que hay que incorporarla», algo que despertó reticencias porque, además de contar con activos por 90.000 millones, «las entidades de la costa tenían inmobiliario de alto riesgo», al ser principalmente segunda vivienda.

Así, ha señalado que, pese a que en un primer informe, antes de la fusión, se les comunicó que esa entidad «no estaba tan mal», ya en Bankia se confirmó que Bancaja concentraba el 77% de la morosidad del grupo, pese a concentrar un porcentaje en BFA-Bankia del 34%, mientras que lo que era entonces la plataforma Bankia (Cajamadrid y Caja Ávila) tenía una morosidad del 7% con el 52% de lo que acabaría siendo el grupo.

Moral Santín, uno de los condenados por las ‘tarjetas black’, ha asegurado que de no haber entrado en Bankia, Caja Madrid «habría aguantado la duración de la crisis» si se hubiera producido en los mismos plazos la decisión del Banco Central Europeo (BCE) para comprar activos. «Si (la crisis) sigue más, no aguanta ninguna entidad», ha matizado.

CRÍTICAS A LAS POLÍTICAS DE GUINDOS Y LA INTERVENCIÓN

Asimismo, el exconsejero de Bankia ha criticado las medidas impulsadas por el Gobierno de Mariano Rajoy y su entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, pues cree que sus mayores exigencias de capital provocan «el efecto contrario» y «agravan la crisis»: «Disparan la prima de riesgo y la desconfianza hacia el sector bancario se incrementa», ha aseverado.

Respecto a la intervención de Bankia, Moral Santín ha señalado que existía una «tensión entre el Ministerio de Economía y el Banco de España», ya que se tomaron «decisiones al margen» del supervisor, al que, ha dicho, «se le desautoriza» y se producen «conversaciones con la competencia» de las que participó también el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, antes de dimitir.

LA SALIDA A BOLSA

Respecto a la salida a Bolsa de la entidad, operación por la que el exconsejero también se encuentra investigado por la Audiencia Nacional, Moral Santín ha manifestado que no cree que haya existido falseamiento, aunque con matices. «No pongo la mano en el folleto porque no lo hice yo», ha dicho.

En todo caso, ha asegurado que «no era partidario» de esta operación, y que así lo manifestó en el Consejo de Administración porque veía «incertidumbres y riesgos» que podían llevar «a la desaparición de las cajas». De hecho, ha dicho que llegó a proponer que, ante la disyuntiva de la nacionalización o la salida a Bolsa, Caja Madrid siguiera, junto con otras entidades, un rumbo independiente.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here