MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares sostiene que han recibido numerosas quejas de vecinos por el nuevo proceso de escolarización de cara al próximo curso mientras que la Consejería de Educación replica que se está desarrollando «con normalidad» y de acuerdo a la normativa vigente.



La concejal de Educación del Consistorio complutense, Diana Díaz del Pozo, ha remitido una carta al director del Área Territorial de Educación Este para trasladar las quejas que han llegado a su departamento y exigir a la Comunidad de Madrid que se tomen las «medidas inmediatas para resolver esta situación y atender a las familias de forma ágil y efectiva».

El Ayuntamiento indica en un comunicado que el proceso de admisión de alumnos para el próximo curso escolar está generando «confusión y quejas por parte de las familias». De hecho, asegura que ha detectado, en base a múltiples consultas y llamadas telefónicas atendidas, que se trata de «problemas generalizados».

En primer lugar, la edil de Educación alude en su misiva a que parte de las quejas se suscitan por la «incomprensión por parte de las familias del método elegido para resolver los empates de puntuación entre alumnos».

Por otro lado, al Ayuntamiento le preocupa la previsión de generar aulas «mixtas» en colegios de la ciudad para el próximo curso, que «ha dejado de ser una excepción y comienza a convertirse en norma curso tras curso».

«Ya son al menos cinco las aulas mixtas previstas para el próximo curso, perjudicando en algunos casos la libre elección de centro para familias que se ven abocadas a matricular a sus hijos en centros que no fueron elegidos como primera opción», ha enfatizado el Consistorio.

En los períodos de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato también se han generado diversos problemas por parte del Ayuntamiento de Alcalá, al señalar que «muchos» alumnos de Secundaria han sido adjudicados a centros que no habían consignado en sus respectivas solicitudes. «Y a muchos de Bachillerato ni siquiera se les ha respondido a sus solicitudes», ahonda.

También se refiere al nuevo sistema informático Raíces que, a juicio del Consistorio «no distingue» entre alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo (ACNEE), motórico o trastorno del espectro autista (TEA), con lo que se producen asignaciones con criterios generales «que no tienen en cuenta este tipo de situaciones para alumnado en situación de vulnerabilidad».

Además, diversas familias manifiestan que el Servicio de Apoyo a la Escolarización (SAE) no atiende al teléfono y, en muchas ocasiones, tampoco presencialmente, lo que genera la «frustración y el enfado de muchos».

Al respecto, Díaz del Pozo ha manifestado también que «muchas de estas familias acuden a la Concejalía de Educación, que no tiene ninguna competencia en el proceso y desde la que carecen de información, puesto que aunque la han pedido en muchas ocasiones, no se la hacen llegar».

EDUCACIÓN: «NO HAY NINGÚN PROBLEMA GENERALIZADO»

Frente a esta visión, fuentes de la Consejería de Educación han asegurado a Europa Press que el proceso de admisión de alumnos de cara al próximo curso se está desarrollando con «normalidad y de acuerdo a la normativa vigente».

En este sentido, aseguran que «en ningún momento se han registrado problemas generalizados» y que en «aquellos casos puntuales que se hayan podido producir» se están solucionando al igual que años anteriores. De hecho, la Consejería recalca que el proceso de escolarización versa sobre 2.5000 centros docentes y más de 100.000 solicitudes.

A su vez, el Gobierno regional asegura que la comunidad educativa (familias, profesorado y equipos directivos) ha sido informada «en todo momento» por parte de la Comunidad de Madrid del proceso de admisión de alumnos, plazos y fechas, criterios de baremación de las solicitudes, así como del sistema de desempates, entre otros muchos aspectos.

Finalmente, la Consejería de Educación estima que de cara al próximo curso escolar los porcentajes de admitidos en primera opción serán similares a los del año pasado, cuando más del 90 por ciento de las familias que solicitaron plaza la obtuvieron en el centro que escogieron en primer lugar.

Esta proporción, a juicio de Educación, muestra la «acertada planificación y organización» que despliega la Consejería durante el proceso de admisión.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here