Tiempo de lectura 2 minutos


Por primera vez las plataformas de música en streaming -en línea- generaron más riqueza que la música en formato físico, haciéndose con un 38% del pastel de facturación, según la IFPI (Federación Internacional de la Industria Fonográfica).

La industria musical es probablemente una de las que más haya sufrido durante la conversión digital. La amenaza del plagio, cómo rentabilizar las plataformas en línea, qué hacer con Youtube… Sin embargo, la adaptación se ha realizado con éxito. Según sostiene el Global Music Report, este es el tercer año consecutivo en el que la industria crece. Concretamente un 8%. Y si fue en 2015 cuando por primera vez el sector digital empató por primera vez con el físico, en el 2017 la música en streaming fue la que produjo más ganancias: en concreto supuso un 38% del total de la facturación. En España aproximadamente un millón y medio de habitantes están abonados a un servicio de música en streaming y la música en soporte digital supuso 152.4 millones de euros.

Spotify, Deezer, Tidal… seguro que tienes subscripción en alguna de las muchas plataformas que ofrecen catálogos con música para toda una vida. Todo ello a cambio de aproximadamente 9 euros al mes. 3 dobles de cerveza en cualquier terraza del centro de la capital. En 2017 los subscriptores a la música en streaming sumaron 176 millones en todo el mundo, de los cuáles 64 millones se añadieron durante el año pasado. Esto se traduce a 8.1 billones de euros aproximadamente. Es decir, muchos, muchos millones.

La IFPI continúa su lucha para conseguir un pago más justo para todos los actores de la música, en especial contra las plataformas de vídeo en streaming como Youtube, que según datos del Global Music Report, pagó sólo 1$ por usuario. Spotify habría devuelto  aproximadamente 20$ por usuario. Spotify asegura que desde su creación han pagado más de 8 billones de euros de derechos de autor.

Sin embargo, estas plataformas no consiguen dar con un modelo de negocio que les sea rentable. En el caso de Spotify, que es líder en el sector, cerró el 2017 con pérdidas. Spotify ofrece dos opciones a los consumidores, uno gratuito en el cual se compensa con publicidad y otro Premium, según el cual el subscriptor debe pagar 9,99 euros al mes. Según datos ofrecidos por la compañía, cuenta con 157 millones de usuarios activos, de los cuáles solo 71 pagan la cuota mensual. Sin embargo, los directores aseguran que este año crecerá un 30%.

LOS ARTISTAS MÁS DESCARGADOS

Respecto a los artistas más escuchados, el resultado no es tan sorprendente. Ed Sheeran, Drake y Taylor Swift se subieron al podio, mientras que las canciones que más ingresos generaron fueron: ‘Shape of You’ de Ed Sheeran, ‘Despacito’ de Luis Fonsi y ‘Something Just Like This’ de The Chainsmokers. La música latina, en especial el caliente ritmo del reggaeton, creció casi un 20%, fenómeno que probablemente se prolongue en el curso del tiempo, puesto que muchas grandes discográficas cada vez invierten más en los artistas latinos y sus rítmicas melodías.

La lucha contra la piratería y una remuneración más justa para todos los que están envueltos en el proceso musical, desde el artista hasta las discográficas y proveedores, es el principal objetivo a superar. A pesar de que cada vez estamos más concienciados con el tema de los derechos de autor y de pagar a creadores, seguimos estando lejos del ideal: el 27% de los jóvenes europeos reconocen consumir contenidos declaradamente pirateados, según una encuesta reciente de la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE (EUIPO).


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *