/ 19 enero 2022
6.5 C
Madrid
/ 19 enero 2022

JJ.OO.- El campeón olímpico de decatlón Christian Schenk admite haberse dopado en 1988

JJ.OO.- El campeón olímpico de decatlón Christian Schenk admite haberse dopado en 1988

BERLÍN, 28 (dpa/EP)

El campeón olímpico de decatlón Christian Schenk ha admitido, treinta años después de ganar la medalla de oro para Alemania del Este, que tomó sustancias dopantes en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

«Al principio negué todas las acusaciones de dopaje, luego asentí que nunca lo había hecho conscientemente. Ambas eran mentiras. Para mí era como alcanzar el siguiente nivel, tomar las pastillas significaba seguir en el equipo y esperar actuar bien», declaró al periódico alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ este martes.

Schenk, de 53 años, confesó haber estado combatiendo problemas psicológicos severos debido a esta circunstancia. En su autobiografía, que saldrá publicada la próxima semana, explica como sus problemas mentales lo identificaban como un criminal, y lo llevaron a una presunta fuga policial en 2016.

«Pensé que yo era el terrorista del mercado navideño de Berlín, Anis Amri, asesinado por la policía doce días antes. Me identifique completamente con él y eso fue un horror. La depresión fue tan profunda que incluso pensé en terminar con mi vida», confesó Schenk, quien además ganó un bronce europeo en 1990 y otro bronce mundial en 1991.

LO MÁS LEÍDO

BERLÍN, 28 (dpa/EP)

El campeón olímpico de decatlón Christian Schenk ha admitido, treinta años después de ganar la medalla de oro para Alemania del Este, que tomó sustancias dopantes en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

«Al principio negué todas las acusaciones de dopaje, luego asentí que nunca lo había hecho conscientemente. Ambas eran mentiras. Para mí era como alcanzar el siguiente nivel, tomar las pastillas significaba seguir en el equipo y esperar actuar bien», declaró al periódico alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ este martes.

Schenk, de 53 años, confesó haber estado combatiendo problemas psicológicos severos debido a esta circunstancia. En su autobiografía, que saldrá publicada la próxima semana, explica como sus problemas mentales lo identificaban como un criminal, y lo llevaron a una presunta fuga policial en 2016.

«Pensé que yo era el terrorista del mercado navideño de Berlín, Anis Amri, asesinado por la policía doce días antes. Me identifique completamente con él y eso fue un horror. La depresión fue tan profunda que incluso pensé en terminar con mi vida», confesó Schenk, quien además ganó un bronce europeo en 1990 y otro bronce mundial en 1991.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

BERLÍN, 28 (dpa/EP)

El campeón olímpico de decatlón Christian Schenk ha admitido, treinta años después de ganar la medalla de oro para Alemania del Este, que tomó sustancias dopantes en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988.

«Al principio negué todas las acusaciones de dopaje, luego asentí que nunca lo había hecho conscientemente. Ambas eran mentiras. Para mí era como alcanzar el siguiente nivel, tomar las pastillas significaba seguir en el equipo y esperar actuar bien», declaró al periódico alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ este martes.

Schenk, de 53 años, confesó haber estado combatiendo problemas psicológicos severos debido a esta circunstancia. En su autobiografía, que saldrá publicada la próxima semana, explica como sus problemas mentales lo identificaban como un criminal, y lo llevaron a una presunta fuga policial en 2016.

«Pensé que yo era el terrorista del mercado navideño de Berlín, Anis Amri, asesinado por la policía doce días antes. Me identifique completamente con él y eso fue un horror. La depresión fue tan profunda que incluso pensé en terminar con mi vida», confesó Schenk, quien además ganó un bronce europeo en 1990 y otro bronce mundial en 1991.

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO