Tiempo de lectura 2 minutos


Los patinetes eléctricos de alquiler de la empresa estadounidense Lime han desembarcado en el centro de Madrid sin estación fija y se podrán recoger y devolver en cualquier punto.

Este servicio ofrecido «por primera vez en España» solo se puede alquilar a través de la aplicación móvil de Lime, disponible en iOS y Android, que indica dónde encontrar estos vehículos gracias a un sistema GPS.

CÓMO UTILIZAR LIME

El usuario podrá desbloquear el patinete con un código QR y bloquearlo con este mismo sistema una vez termine de usarlo. La app incluye con cada registro tutoriales obligatorios que recuerdan a los usuarios el uso de este patinete y las precauciones de seguridad .

Se trata del modelo eléctrico de patinete Lime-S, «ligero y a la vez robusto» y desarrollado en asociación con Segway, que está equipado con dos ruedas de ocho pulgadas, frenos delanteros y traseros, un faro central, luz trasera, maleta de freno y otra para el acelerador.

En la aplicación móvil también se puede verificar el nivel de carga del patinete. Asimismo, conforme a las reglas de tráfico para estos vehículos en la ciudad, la velocidad de Lime-S se limita a 24 kilómetros por hora, que con una carga completa da al patinete una autonomía para una distancia de 50 kilómetros.

Según han indicado desde la empresa a Europa Press, el «punto diferenciador» de este servicio es que puedes estacionar y recoger el patinete en cualquier punto de la zona centro de Madrid.

En torno a las 5:00 horas la empresa distribuye los Lime-S en diferentes puntos de la capital donde «no molesten» ni «interrumpan la circulación». Al llegar la noche, en torno a las 21 horas, Lime recoge los patinetes eléctricos para su recarga y para realizar controles de mantenimiento.

PRECIO

Los Lime-S se pueden alquilar con un precio de un euro para desbloquear un viaje y 15 céntimos por minuto de servicio. La compañía también proveerá a los usuarios en un futuro próximo cascos de forma gratuita.

La empresa estadounidense lanzó este servicio en junio en París y Zurich y pretende hacerlo en las próximas semanas en las principales ciudades españolas. Este método de transporte «pretende convertirse en una alternativa ecológica y eficiente para moverse por la ciudad y una solución real a los problemas de movilidad urbana».

Para el vicepresidente de Marketing, Desarrollo Empresarial y Expansión Internacional de Lime, Caen Contee, «se trata de un importante logro, tanto para Lime en Europa como para el propio país, España»: «Con la llegada de los patinetes eléctricos Lime-S, España demuestra su compromiso con la sostenibilidad y la movilidad urbana inteligente».

SOLUCIÓN DE MOVILIDAD URBANA

Por su parte, el portavoz de Lime en España, Álvaro Salvat, explica que desde la empresa han «trabajado duro» para encontrar soluciones a problemas como la congestión en las aceras, la recarga de los patinetes y el posible vandalismo. Además, asegura que recoger los patinetes por la noche permite volver a desplegarlos todos los días en «perfectas condiciones»: «Hasta la fecha, somos el único proveedor de patinetes eléctricos sin estación fija que ofrece este tipo de solución de movilidad urbana en España».

Como parte de su estrategia y previo a este lanzamiento, Lime ha estado en contacto con responsables institucionales de Madrid para explicar su modelo de funcionamiento.

HISTORIA DE LIME

La empresa surgió en EEUU en junio de 2017 y se convirtió pronto en líder entre las marcas de alquiler de bicicletas que se pueden dejar y recoger en cualquier lugar.

Posteriormente y para satisfacer la demanda de sus usuarios estadounidenses, comenzaron a ofrecer patinetes eléctricos, que en muchas ciudades ya se utilizan de media diez veces más que las bicicletas. La empresa californiana tiene más de 3 millones de usuarios y 6 millones de recorridos realizados en un año.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *