-Publicidad-

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La renovación de la señalización y el repintado de aparcamientos en el barrio de La Ciudadela (El Ensanche), en Alcalá de Henares, que comenzará a ejecutarse la próxima semana, generarán unas 200 plazas de aparcamiento, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

-Publicidad-

Así, se creará un perímetro alrededor de la zona delimitado por la Avenida Miguel de Unamuno, la calle Alejo Carpentier y la Avenida Doctor Marañón, en el que los coches van a poder transitar con «mayor fluidez» y en ambos sentidos.

Además, se va a generar una zona de tráfico lento para los usuarios que quieran aparcar dentro de este perímetro. Los objetivos de esta actuación son eliminar la doble fila en diversas calles del barrio, mejorar la fluidez del tráfico, así como la accesibilidad y un incremento notable de la seguridad vial al modificar la forma de aparcamiento en varias calles.

En concreto, se establece sentido único en varias calles de la zona y el repintado de los aparcamientos se hará en batería en uno de los dos laterales de cada calle (manteniéndose el otro lateral de aparcamiento en línea) lo que generará un aumento considerable de las plazas de aparcamiento.

En estas plazas se aparcará en batería y marcha atrás obligatoriamente para hacer «más sencilla y segura» la maniobra de salida del vehículo al mejorar «sensiblemente» la visibilidad tanto de las bicicletas como del resto de vehículos.

También se facilita así el acceso seguro a los maleteros de los vehículos aparcados. Esta forma de aparcar, considerada «más segura», según los últimos estudios, se está implementando en los lugares donde es posible.

Con las actuaciones, la calle Dulce María Loynaz pasa a sentido único hacia la calle Jorge Luis Borges (tramo norte, Colegio Público Mozart) y la calle Jorge Luis Borges (tramo norte, Colegio Público Mozart) pasa a sentido único hacia la Avenida Miguel de Unamuno.

En el siguiente tramo, tras cruce con la Avenida Miguel de Unamuno, la calle Jorge Luis Borges pasa a sentido único hacia la calle Alejo Carpentier para, después, continuar en sentido único hacia la calle Jorge Guillén.

Asimismo, la calle Luis Rosales pasa a sentido único hacia la calle Dámaso Alonso, mientras que la calle Miguel Delibes pasa a sentido único hacia la calle Alejo Carpentier.

Tras cruce con Alejo Carpentier, continúa el sentido único hacia la Avenida Miguel de Unamuno y tras el cruce con Avenida Miguel de Unamuno, continúa en sentido único hacia la calle Francisco Ayala. Además, la calle Jorge Guillén pasa a sentido único hacia la calle Miguel Delibes.

Por otra parte, en la calle Alejo Carpentier se establece un nuevo sistema de zona de parada y corta estancia de vehículos (desde las 9 hasta las 21 horas) para mejorar la rotación y eliminar la habitual doble fila existente en la zona.

Con estas actuaciones se generarán aproximadamente unas 200 plazas de aparcamiento en el barrio. El comienzo de la obra está previsto para el próximo lunes 13 de agosto y el presupuesto total de la adjudicación asciende a 85.971,11 euros.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here