Tiempo de lectura 3 minutos


Las familias de alumnos de Primaria y Secundaria de la Comunidad de Madrid han evaluado la educación madrileña con un «notable alto», según los resultados de una encuesta de satisfacción encargada por la Consejería de Educación e Investigación, entre cuyas conclusiones destaca que el 87,7 por ciento de las familias han conseguido el centro que eligieron en primera opción y que el 81,2 por ciento escogería de nuevo el centro donde estudian sus hijos.

La encuesta ha sido realizada por Cotesa mediante un total de 1.650 entrevistas, entre el 1 de junio y el 6 de julio de 2018, con una muestra aleatoria y proporcional según la zona, tipología del centro, etapa educativa y programa del centro (bilingüe o no).

En las entrevistas, las familias puntuaron diversos aspectos del 1 al 5, siendo 1 muy insatisfecho y 5 muy satisfecho, puntuaciones que en su mayoría se sitúan alrededor del 4 y de las que se desprende, según el consejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken, que «los madrileños consideran que tienen una buena educación», tanto los que eligen la pública, como la concertada y la privada. «Se puede destacar una valoración muy positiva, un notable alto», ha señalado Van Grieken.

El aspecto mejor valorado en el funcionamiento de los centros educativos, con un 4,15 de media, es el clima de convivencia, seguido por la educación en valores (4,14), la atención a la diversidad y el nivel de exigencia (4,08), aprendizaje de los alumnos (4,06) y resultados de los alumnos (4,03). Los peor valorados son la atención personalizada, con un 3,97, y la participación de los padres, con un 3,77.

En cuanto a los docentes, las familias se muestran satisfechas con la preparación de las clases, que puntúan con un 4, con la atención a los alumnos (3,97), la capacidad para hacerse entender (3,94), la comunicación con las familias (3,85), la motivación de los alumnos (3,83) y la innovación educativa con nuevas formas de enseñanza (3,73). Este último apartado es el que recibe una menor puntuación en toda la encuesta.

Respecto a los recursos educativos, el factor mejor valorado es la limpieza, con un 4,17, seguido de la accesibilidad física (3,84), la biblioteca (3,81), el comedor (3,80), las aulas (3,71), las instalaciones deportivas (3,62) y los equipos informáticos (3,61).

NÚMERO DE ALUMNOS POR AULA

Entre los problemas en los centros educativos, el que más preocupa es el número de alumnos por aula (a un 25,2% de los entrevistados les preocupa bastante y a un 9,6% mucho). Un 80,9 por ciento de las familias dice que se producen «nada o poco» problemas de drogas, un 76,4 por ciento dice que se producen «nada o poco» episodios de acoso escolar y un 76,7 por ciento opina lo mismo respecto a la obesidad infantil.

Por otro lado, el 87,8 por ciento de las familias ha conseguido el centro que solicitó en primera opción y el 81,2 por ciento escogería de nuevo el centro en el que están estudiando sus hijos, un aspecto que ha destacado el consejero, así como el tiempo de desplazamiento a los centros, que para el 78,1 por ciento de los alumnos de la región es menor de 15 minutos.

En cuanto al criterio de elección del centro, prima el prestigio o el nivel educativo (77%) y la cercanía a su hogar (75,3%). En menor medida las familias se decantan por un centro en función de la enseñanza de idiomas (51,3%) y las instalaciones (49,1%).

Respecto a los desplazamientos a los centros educativos, el 57,1 por ciento de los alumnos acude caminando, mientras que el 35,4 por ciento lo hace en coche y el 11,9 por ciento en transporte público (autobús, metro o Cercanías).

Por titularidad de centros, los alumnos de los centros públicos son los que acuden mayoritariamente caminando, un 66,3 por ciento, cifra que contrasta con los privados, que en un 59,5 por ciento lo hacen en coche.

Respecto al tiempo empleado, el 78,1 por ciento de los alumnos de la región tarda menos de 15 minutos en llegar al centro educativo y un 17,3 por ciento entre 15 y 30 minutos.

Los alumnos de centros públicos son los que menos tardan, ya que el porcentaje de tiempo empleado inferior a 15 minutos es del 80,4 por ciento, un porcentaje que en el caso de los privados se reduce al 63,9 por ciento.

HORARIO CONTINUO Y DEBERES

Además, la mayoría de las familias se inclina por una jornada escolar continua en los centros (66,7%) frente a la jornada partida (31%). El principal respaldo para la jornada continua se da entre los padres que llevan a sus hijos a centros de titularidad pública (81,1%).

En cuanto a los deberes, la mayoría de las familias (66,2%) considera que el volumen de tareas que tienen sus hijos para hacer en casa es adecuado, frente al 25,3 por ciento que lo considera excesivo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *