Tiempo de lectura 2 minutos


Un informe técnico elaborado por una empresa de ingeniería a petición de la Comunidad de Madrid ha confirmado que el estadio de Vallecas es «plenamente seguro» por lo que el Gobierno regional espera que se desmonte el andamiaje de las obras entre el jueves y el viernes para que la dirección facultativa dé el visto bueno y se pueda jugar el partido Rayo Vallecano – Alavés previsto para este sábado a las 13:00 horas.

Así lo ha trasladado el vicepresidente del Gobierno, Pedro Rollán, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que se ha celebrado en la Real Casa de Correos. El informe recoge que la empresa no ha detectado «daños indicativos de un anómalo comportamiento de la estructura, ni de su cimentación».

Además, en lo referido a las posibles vibraciones del estadio, los técnicos aseguran que «la estructura de la tribuna se dimensionó adecuadamente para soportar las cargas permanentes existentes y la sobrecarga de uso que indicaba la normativa vigente cuando se proyectó el estadio» y descartan que «con el uso previsto se produzca una amplificación incontrolada de movimiento por entrada en resonancia de la estructura».

Por todo ello, el informe señala que «no se han identificado riesgos de tipo estructural» y por lo tanto consideran «que puede garantizarse el uso normal del estadio». Asimismo, remarca que el daño que presenta ahora mismo y que no estaban contemplados en las obras de reparación que están finalizándose «no suponen un riesgo inminente para la estructura, y pueden ser reparados como parte de una fase posterior de obras de adecuación». En este sentido, recomiendan que esta adecuación «no se demore más de dos años».

Tras el visto bueno del informe solicitado, el vicepresidente ha avanzado que este mismo martes habrá una reunión entre la Policía Nacional, el Rayo Vallecano y la Dirección General de Deportes de la Comunidad para verificar el «plan de seguridad y evacuación elaborado por el club y adaptado al estado actual de las obras».

Si dicho plan satisface a todas las partes, siguiendo el calendario previsto, se procederá al desmontaje de los andamios que existe dentro del entorno del estadio, «entre el jueves y el viernes». Posteriormente, la dirección de obras decidirá si el estadio está en plenas condiciones de recuperar la normalidad el sábado con el Rayo-Alavés a las 13 horas. Fue precisamente la dirección de obra quien el 27 de agosto desaconsejó el acceso al público.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *