-Publicidad-

Enfermeros contra farmacéuticos. El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) defiende el servicio de atención farmacéutica domiciliaria incluido en el proyecto de ley de Farmacia de la Comunidad de Madrid, actualmente en trámite parlamentario en la Asamblea, frente a la oposición del Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM), al que ha acusado de «bloquear» dicha iniciativa.

Según explica el COFM, el único punto del proyecto de ley que separa a ambas profesiones es el papel que el citado proyecto reconoce a la oficina de farmacia en el desarrollo de actividades de atención farmacéutica domiciliaria, «como garantía de accesibilidad de los medicamentos a determinados pacientes, cuyas circunstancias personales lo aconsejen, relacionadas con el seguimiento farmacoterapéutico, reacciones adversas u otras, del modo que determine la Consejería con competencias en materia de Sanidad, en un posterior desarrollo reglamentario».

-Publicidad-

«Los representantes de Enfermería entienden que la atención farmacéutica domiciliaria es una competencia exclusiva de enfermeros, pese a que el texto precisa que se trata de un servicio relacionado con el uso racional de los medicamentos, el cumplimiento de los tratamientos y la detección de efectos adversos y otros problemas vinculados con ellos, actividades para las que los farmacéuticos se encuentran habilitados y que están perfectamente delimitadas en nuestro ordenamiento jurídico», afirman.

Defienden que la atención domiciliaria a los pacientes «no debe entenderse como patrimonio de ninguna profesión, sino una clara demanda social, en especial en determinados ámbitos, como es el envejecimiento y la dependencia, que reclama una sólida y rápida respuesta a partir del concurso y máxima colaboración de los profesionales sanitarios».

«UNA AGRESIÓN FLAGRANTE»

El Colegio Oficial de Enfermería de Madrid (CODEM) lamenta que la mesa de trabajo convocada por la Consejería de Sanidad para consensuar un Proyecto de Ley de Farmacia que satisfaga a todas las partes se haya cerrado sin un acuerdo en lo que a la esencia del texto se refiere, es decir, en la atribución de competencias propias de Enfermería a los establecimientos de farmacia y a sus profesionales.

Para la institución colegial supone «una oportunidad perdida» pues, aunque la mesa de trabajo ha supuesto un avance en algunos aspectos y términos del Proyecto de Ley de Farmacia, no ha sido así en lo relativo a la retirada del concepto de ‘atención farmacéutica domiciliaria’, «a través del cual se desposee a las enfermeras de Familiar y Comunitaria de sus competencias».

El Colegio se ratifica en su postura, y señala que «esta Ley supone una agresión flagrante contra las competencias profesionales que las enfermeras tienen atribuidas por la legislación estatal, y entiende que la Comunidad de Madrid se extralimita en sus competencias legislativas».

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here