Tiempo de lectura 1 minuto


Más de 5.000 personas participaron este jueves en la jornada de inauguración de la quinta edición de la Royal Bavarian Oktoberfest de Madrid, la fiesta de la cerveza más grande de la capital, que arrancó de la mano Mahou San Miguel y el WiZink Center. La cita, que se mantendrá hasta este sábado en el emblemático espacio madrileño, ha agotado las entradas tanto de la sesión de este viernes como la del sábado por la noche, y espera contar a lo largo del fin de semana con cerca de 25.000 personas.

Como es tradición, la fiesta dio comienzo con la ceremonia de apertura del primer barril de cerveza, que corrió a cargo de Steffen Koch, Consejero Jefe de la Sección de Asuntos Económicos de la Embajada de Alemania, quien estuvo acompañado del conocido actor y humorista José Mota.

En lo referente a la cerveza, al igual que el año pasado, la estrella será la marca alemana König Ludwig, que dio lugar al surgimiento de la Oktoberfest en Munich en 1810 y que estará presente con sus variedades König Ludwig Weissbier y König Ludwig Dunkel. Asimismo, este quinto aniversario de la Oktoberfest de Madrid contarácon otras especialidades nacionales e internacionales como la también alemana Warsteiner, que incluirásu variedad sin alcohol Warsteiner Fresh, la belga Grimbergen o las marcas craft de Mahou San Miguel Founders Brewing y Nómada Brewing.

Todas ellas cervezas cuya calidad ha sido premiada en los rankings más prestigiosos a nivel internacional y que se completan con una amplia oferta gastronómica que incluye los típicos platos bávaros como codillo asado, pretzels y salchichas alemanas de diferentes variedades.

Tras la sesión inaugural, que estuvo amenizada por el popular grupo de los años 80 The Refrescos, la banda alemana Oktober Music Band y los madrileños Darwin, el viernes y sábado le toca el turno a King África, que hará bailar a los asistentes al ritmo de éxitos como “La Bomba”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *