Tiempo de lectura 1 minuto


Pedro Almodóvar es Hijo Adoptivo de Madrid.

Se lo merecía. Y parece que en los últimos tiempos tuvo sus más y sus menos en Madrid. Por los de siempre. Ahora que volvió la Oscuridad.

Almodóvar dijo que se fue a Madrid de joven “para escapar del pueblo”. Como si un artista sólo pudiera hacerse artista en la capital.

Y dijo que su plan, tras espabilarse en Madrid, era ir a París o a Londres. Como si un artista sólo pudiera hacerse artista en las capitales artísticas del mundo.

¿Qué hubiera ocurrido si Almodóvar se hubiera marchado a París o a Londres?

Y, ¿qué hubiera ocurrido si Almodóvar se hubiese quedado en su pueblo?


Manuel Del Pino
Manuel del Pino es licenciado en Filosofía y Letras (Univ. de Granada, 1994). Publicó diversos artículos y varios ensayos. XIV Premio de Ensayo Becerro de Bengoa con La sonrisa de la esfinge (Dip. de Álava, 2002). Olivas negras, novela policíaca, Ed. Cuadernos del Laberinto, Madrid, 2012. Ha publicado relatos en las revistas digitales “Gibralfaro”, “Ariadna”, “Narrativas”, “Ánima Barda”, “Relatos Pulp”, “Palabras diversas” y “Entropía” (2012-13). Colaboró con la sección Aventuras de Lince en la revista “Arena y Cal”, Cádiz, 2012-14 y en el periódico digital “El Pulso”, de Madrid, con los relatos policíacos de “Carla” (2014-16). En 2017 participó en “Diario Siglo XXI” y en “Mundiario” con artículos breves. Ha publicado otras novelas en Amazon: Siniestra, Las aventuras de Víctor Lince, Carla. La conspiración de La Rosa Negra, Carla mortal, Carla y Shavi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *