Tiempo de lectura 1 minuto


Acciona ha lanzado oficialmente este jueves en Madrid su servicio de moto compartida (motosharing) con una flota de 1.000 vehículos de dos ruedas eléctricos.

Acciona ha decidido «apostar por tener su propia marca para acercarse a los usuarios finales de los servicios de transporte».

Los vehículos se alimentan mediante baterías recargables con energía con certificación 100% origen renovable que, según la empresa, les garantiza una autonomía y potencia superior a la de los servicios similares ya existentes en la capital.

Los usuarios interesados en utilizar una de estas motos para sus desplazamientos en la capital deben previamente registrarse en la App.

ASÍ FUNCIONAN LAS MOTOS DE ACCIONA

Las motos estarán disponibles para dar servicio 20 horas diarias, entre las 6.00 horas de la mañana y las 2.00 horas de la madrugada, y en un amplio perímetro del interior de la M-30 y en ciertas zonas de la periferia.

Los usuarios contarán un máximo de seis horas para circular durante cualquier zona de la ciudad, si bien es obligatorio finalizar el servicio en las áreas habilitadas.

Las motos de Acciona facturarán por segundos reales de utilización y presentan dos modalidades de conducción, una con velocidad de hasta 50 kilómetros por hora para circular por la ciudad y otra que permite alcanzar los 80 kilómetros a la hora para las vías rápidas.

La compañía aprovechará el horario nocturno en el que la motos no están en servicio para recargar y acondicionar las motos, mediante el cambio de sus baterías.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *