Tiempo de lectura 2 minutos


Zhou Yulong, el restaurante más popular de la zona de la Plaza de España, más conocido como «el chino del subterráneo de Plaza de España», el «chino de chinos» de Madrid para muchos paladares, tiene sus días contados en la plaza madrileña, sin embargo, ha conseguido alargar sus últimos meses de vida hasta el 31 de enero. 

En verano se anunciaba que el restaurante tendría que abandonar el local que ocupa ya que, debido a las reformas que se llevarán a cabo en la zona impedían que se le renovara la concesión. Tras las reformas, el restaurante chino tendrá que competir con otras marcas por el local que será aún más grande. “Gracias por acompañarnos desde 1969. Cerramos a finales de este mes por causa de fuerza mayor (obra de Plaza de España). Muchas gracias y adiós» decía el cartel que colocaron en la puerta de su local hace poco más de un mes. 

Sin embargo, el retraso en las obras de remodelación del proyecto de Plaza de España han regalado al menos un mes más al restaurante que sigue contando con grandes colas en su puerta a las horas de la comida y la cena. Los propietarios han anunciado la ampliación de la apertura con un simple folio en la pared del local. 

UNO DE LOS PRIMEROS RESTAURANTES CHINOS DE LA CAPITAL

Se trata de un restaurante chino con poco en común con los buffets que se extienden por Madrid. Es un local más al estilo bar de vecinos o de «street food», como dirían los más modernos. Desde su inicio en 1969 se presentó como una casa de comidas y pequeños platos y así ha perdurado. Fue uno de los primeros en vender comida china en Madrid y supuso uno de los primeros pasos para crear uno de los Chinatown de Madrid, que hoy llena de comercios chinos de distintos tipos la zona de Plaza de España y la calle Leganitos. 

El proyecto ganador de las obras de Plaza de España, ‘Welcome Mother Nature’, hizo un guiño en la presentación de la propuesta al restaurante Zhou Yulong con una imagen de cómo quedaría este punto central de Madrid tras los trabajos, en la que aparece un local con letras chinas en la cristalera. 

Del futuro de este restaurante tan icónico de la comida asiática en Madrid nadie sabe nada, lo que sí que podemos asegurar es que en poco más de dos meses cerrará sus puertas que quizá no se volverán a abrir. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *