El Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón ha elegido el Barrio de las Flores, en el centro de la ciudad, para llevar a cabo una experiencia piloto para optimizar el reciclaje de restos orgánicos de los domicilios. Así, esta fase en prueba, ha comenzado con el reparto de pequeños contenedores marrones a los vecinos que quieran colaborar y participar en esta experiencia.

El Ayuntamiento informó por carta a los vecinos de 16 calles de este entorno de la puesta en marcha de esta iniciativa y de la entrega de cubos marrones para su domicilio que, precisamente, se está llevando a cabo en estos días en la Plaza del Padre Vallet. La entrega continua hoy de 15 a 20 horas, el sábado de 9.30 a 14.30 horas y, a partir del lunes, en la concejalía de Medio Ambiente, en horario laboral.



Nuevos contenedores semisoterrados en el Barrio de las Flores

Con la reforma del Barrio de las Flores, que se ha llevado a cabo en los últimos meses, se han instalado nuevas islas ecológicas con contenedores semisoterrados que sustituyen a los anteriores. Entre ellos hay unos más pequeños y de color marrón que son los que se destinan a la recogida de residuo orgánico.

Los nuevos contenedores permitirán separar mejor ese resto orgánico de los residuos domésticos que no se pueden reciclar, de tal manera que se podrá obtener una materia orgánica “más limpia” para su futuro uso, como por ejemplo, en la elaboración de compost de calidad. Estas pruebas pretenden analizar el comportamiento de los vecinos ante un paso más en la estrategia de reciclaje y comprobar la eficacia de estos nuevos sistemas.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha destacado la importancia de este proyecto y ha señalado que “la recuperación de los desperdicios orgánicos, que se implantará progresivamente a toda la ciudad, permitirá luchar por cumplir con el objetivo europeo de lograr antes de 2020 la reutilización y el reciclado del 50% del total de residuos que se generen”.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here