Tiempo de lectura 1 minuto

Una investigación científica sobre la enfermedad del Alzheimer podría dar lugar a un ensayo clínico en el que se examine la misma, según un estudio realizado por el Instituto del Cerebro Peter O’Donnell Jr. Este experimento ha consistido en una vacuna de ADN que ha conseguido reducirla acumulación de las dos proteínas tóxicas que provocan este mal.

EL EXPERIMENTO

El test ha sido realizado en ratones, y se ha demostrado cómo reduce la proteína tau, causante de la enfermedad, entre especímenes diseñados para tenerla. Además, la respuesta provocada en sus organismos, según los realizadores del estudio, no pondría en peligro la salud humana. Ya se han realizado estudios similares en conejos y monos.

El doctor Roger Rosenberg, responsable de la investigación, sostiene que el momento de probar esa terapia en personas podría llegar pronto,y destaca el método que le ha permitido superar los efectos adversos del tratamiento: inyectar el ADN en la piel en lugar del músculo para provocar un tipo distinto de respuesta inmune.

LO NOVEDOSO DEL TRATAMIENTO

Rosenberg defiende las ventajas de su vacuna, que sería mucho más accesible y barata que otras alternativas. Además, sostiene que sería preferible que el cuerpo produjera sus propios anticuerpos, tal y como su tratamiento permite, y que este produce una mayor variedad de estas proteínas protectoras.

El Alzheimer es una enfermedad que aqueja sobre todo a la vejez, y que cada vez es más común. Según el ‘Informe mundial sobre el Alzheimer’, hay más de 46 millones de personas en todo el mundo que sufren demencia.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *