Tiempo de lectura 1 minuto

Las disoluciones matrimoniales han experimentado durante el tercer trimestre de 2018 un descenso generalizado con respecto al mismo periodo del año pasado en la Comunidad de Madrid al caer un 4 por ciento.

Según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, las separaciones y divorcios, tanto consensuados como no consensuados, se han reducido una media un 4,04 por ciento en la región.

Las 1.566 demandas de divorcio consensuado registradas en los juzgados madrileños en el tercer trimestre de este año suponen un 1,1 por ciento menos que las presentadas en el mismo trimestre de 2017 y las 1.087 demandas de divorcio no consensuado son un 5,8 por ciento menos que las de hace un año.

Del mismo modo, las 88 separaciones consensuadas representan un 9,3 por ciento menos y las 36 separaciones no consensuadas, un 2,7 por ciento menos que las del tercer trimestre de 2017.

Las demandas de nulidad presentadas en los órganos judiciales de la comunidad en los tres meses analizados ascienden a 3, mientras que en el mismo periodo de 2017 fueron 4.

El informe pone en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población por territorios a 1 de enero de 2018. De este modo, se puede ver que el número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes en Madrid ha sido de 4,2.

En el resto de España, la Comunidad Valenciana, con 5,7, presenta el mayor número; seguida de Andalucía y Canarias, con 5,1; Islas Baleares, con 5; y Galicia, con 4,9. Todas estos territorios han superado la media nacional, que es de 4,7 disoluciones matrimoniales por cada 10.000 habitantes.

Por el contrario, las proporciones más bajas de disoluciones matrimoniales por habitante se han dado en País Vasco, con 3,4; Castilla y León, con 3,7; y Aragón y La Rioja, con 3,8.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *