Tiempo de lectura 1 minuto

La administración de Lotería ‘Doña Manolita’ vuelve a presentar este año las tradicionales colas para comprar un décimo para el Sorteo de Navidad, aumentadas por “un incremento en las ventas” tras batir en 2017 “el récord de premios” repartidos en una administración.

La administradora de Doña Manolita, Concha Corona, reconoce que este 2018 las ventas van “mejor que otros años”, pero ha asegurado que siempre prefieren “no decir cifras hasta que no acabe la campaña”.

“El empujón fuerte se produce una vez que sale el anuncio, y a última hora también suele haber más afluencia de público, pero este año se tienen que dar prisa porque no nos quedan casi”, coemnta Corona.

En esta tesitura, la administradora explica que “el récord que se batió el año pasado ha debido animar más” aún a la gente y que por eso, este año tiene el deseo de “darlo todo”. 

En cuanto a los números más solicitados, en esta ocasión, desde ‘Doña Manolita’ han destacado que “se trata de un año curioso” puesto que, “es el primer año que no hay un número determinado” y tan sólo, se repite, “lo de todos los años”, “los terminados en 13”, siendo “una terminación que es imposible conseguir” y “acabados en 5, 7 y 18”, por ser, éste último el número del año en el que nos encontramos.

Por su parte, las personas que esperaban la fila para adquirir su décimo, afirman que compran en ‘Doña Manolita’ “por tradición” y “porque dicen que es la que reparte suerte”.

Muchos de ellos, llegan con “encargos de la familia y amigos” y hay para todos los gustos, desde los que confían su suerte “a un solo décimo”, hasta los que gastan “entre 500 y 600 euros” en Lotería de Navidad, confiando en que este año “toque el Gordo”.