Tiempo de lectura 1 minuto

Las instituciones sanitarias como los hospitales no solo invierten en medicina, sino en tecnologías complementarias que pueden facilitar el desempeño de los doctores y, por lo tanto, salvar vidas. Es el caso del madrileño Hospital General Universitario Gregorio Marañón, que ha desarrollado un sistema de realidad aumentada que permite a los cirujanos estudiar las circunstancias del paciente antes de la operación y durante la misma.

EN QUÉ CONSISTE ESTA TECNOLOGÍA

Unas gafas de realidad virtual permitirán a los médicos identificar la superficie de los órganos del paciente y representar los datos recogidos en tiempo real, algo que reducirá la posibilidad de errores. Se trata de una innovación pionera, ya que combina la tecnología de realidad aumentada con la impresión 3D

La tecnología se ha empezado a implantar en la sección de oncología, aunque los responsables del centro no descartan extenderla a otras áreas de la medicina.

LOS RESPONSABLES DEL PROYECTO

Para desarrollar esta iniciativa, el Hospital Gregorio Marañón ha colaborado con la Universidad Carlos III y su Departamento de Biométrica. El proyecto ha sido alabado por el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid Enrique Ruiz, que resalta la utilidad de estas nuevas tecnologías, más allá de lo vistosas que resultan. 

El hospital ya ha empleado estas gafas para extirpar un tumor, en un tiempo menor al que habrían empleado de no haber contado con este procedimiento. En algunos casos, esta diferencia podría ser fundamental para salvar la vida del paciente.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *