Tiempo de lectura 1 minuto


La Policía Nacional ha dejado en libertad al hombre que convivió casi un año con su madre muerta, a la que guardó en un ataúd artesanal, en su casa de Carabanchel mientras seguía cobrando su pensión.

Los agentes detuvieron el miércoles por la tarde a Manuel M.S., de 62 años, que negó motivaciones económicas para mantener el cadáver tanto tiempo en su casa, sino una fuerte depresión y problemas con el seguro. Ahora el juez será el que tenga que citarle por un delito de estafa y comprobará si tiene las facultades mentales alteradas, como en principio parece.

El hallazgo se produjo este miércoles sobre las 13:00 horas. Los vecinos de una vivienda situada en el número 12 de la calle Salvador Alonso alertaron a los servicios de emergencias después de las vagas explicaciones que durante meses les dio Manuel sobre el estado de su madre, a la que no veían por el barrio desde hacía un año.

Hasta el lugar acudió la Policía Nacional y los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid que derribaron la puerta, ya que nadie les abría. En su interior, los agentes descubrieron un ataúd de madera construido de forma artesana y casera y precintado con tornillos. A su alrededor había flores y velas.

Dentro estaba el cadáver de una mujer de 92 años, que por los primeros signos habría muerto a principios de enero, han indicado a Europa Press fuentes de la investigación.

El Grupo V de Homicidios se hizo primeramente cargo de las investigaciones, aunque los primeros indicios apuntan a que la anciana falleció de muerte natural, ya que el cuerpo no tenía signos de muerte violenta. Todavía no se han revelado la autopsia practicada este jueves en el Instituto Anatómico Forense.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *