Tiempo de lectura 1 minuto

En ocasiones, algunos pintores muy capaces pasan desapercibidos ante la Historia. Es el caso de Rafael Tegeo, representante del movimiento neoclásico, cuyo trabajo es desconocido para la mayor parte del público. Por eso, el Museo Nacional del Romanticismo ha llevado a cabo la exposición ‘Rafael Tegeo, 1798-1856’, donde se exponen los aspectos más destacados de este artista.

UNA MUESTRA DE SU PINTURA

Las obras de este autor trataban temas tan dispersos como el mundo clásico y las estampas religiosas, con un estilo clásico y fácilmente comprensible para el espectador que observe sus trabajos casi doscientos años después. 

La muestra recoge obras procedentes del Museo Nacional del Prado, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando o el Patrimonio Nacional. Entre estos cuadros destaca ‘La Virgen del jilguero’, una de sus obras más representativas.

UN RECORRIDO POR SU TRAYECTORIA

Esta exposición sobre Tegeo no se limita a mostrar sus cuadros. Por el contrario, incluye contenido de ocho ensayos sobre la pintura española de ese período, que hacen un esbozo de la carrera brillante de este artista. 

Gracias a este esfuerzo divulgativo, podremos saber cómo pasó de Murcia a Madrid para mejorar su técnica pictórica, y cómo su estancia en Roma le permitió adquirir influencias que se complementaron con las que ya conocía de pintores españoles. Asimismo, se hace un repaso a su etapa de mayor éxito, los años treinta del siglo XIX, su nombramiento como miembro de la Real Academia de San Fernando y sus encargos de temas mitológicos y de carácter religioso.

En definitiva, se trata de una oportunidad de adentrarse en una etapa desconocida de nuestra pintura, y de conocer a un artista injustamente ignorado.

RAFAEL TEGEO, 1798-1856

Lugar: Museo del Romanticismo, Calle de San Mateo, 13

Fecha: Del 27 de noviembre al 17 de marzo

Horario: De martes a sábado, de 09:30 a 18:30. Domingos y festivos, de 10:00 a 15:00

Precio: 3€ (gratuita en domingos y sábados a partir de las 14:00)