Tiempo de lectura 1 minuto

La A-5 ya tiene sus primeros semáforos instalados. Están instalados pero la obra civil de los accesos está sin terminar. 

La instalación de semáforos regulatorios del tráfico forma parte de la primera fase de la transformación de la A-5 en vía urbana para permitirla incorporación desde la Vía de los Poblados a la M-40.

Los semáforos de la segunda fase estarán en los cruces para permitir a los vecinos y vecinas de barrios de Batán, Lucero, Aluche y Campamento, en el distrito de Latina, que puedan cruzar a nivel en la futura A-5 como vía urbana.

En cuanto al radar de tramo, según el calendario del Ayuntamiento de Madrid, hasta febrero no vence el plazo para ponerlo en funcionamiento.