Tiempo de lectura 1 minuto

La tecnología táctil, ya sea en videoconsolas, en teléfonos o en ordenadores, ha llegado para quedarse. Lo que al principio era una complicación y una novedad incomprendida se ha convertido en una parte fundamental del día a día. ¿Cuál es el paso siguiente? Si atendemos a las novedades de Google, podría ser el desarrollo de un sistema de radar que detecte los movimientos de los dedos y haga que el dispositivo reaccione en consecuencia, sin necesidad de pasar el dedo por la pantalla.

EL FRUTO DE UN ESFUERZO

Este proyecto tiene ya sus años: en 2015, el gigante de la tecnología digital presentó el Proyecto Soli, una alternativa a las pantallas táctiles que precisa de una banda de frecuencia de 57 a 64 GHz, más alta de lo que permite Estados Unidos.

Sin embargo, dado el interés del proyecto, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos ha otorgado la certificación oficial necesaria a esta tecnología.

¿EN QUÉ CONSISTE ESTA INNOVACIÓN?

Google habilita funciones que, en la práctica, serán equivalentes a activar un botón invisible sin tener que tocar la pantalla del teléfono móvil. Aunque todavía es pronto para hablar de su funcionamiento en el mercado, la empresa ha adelantado que se implementará esta tecnología en teléfonos, ordenadores y ‘wearables’, además de en vehículos. 

En la práctica, puede que el funcionamiento de esta herramienta sea muy similar al de una pantalla táctil. Sin embargo, el hecho de que se pueda controlar un dispositivo sin ni siquiera tocarlo supone un nuevo avance a la hora de adaptar la electrónica a la comodidad del usuario. Sus competidores lo tendrán difícil para igualar esta innovación si finalmente tiene éxito.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *