Tiempo de lectura 2 minutos


Queda menos de una semana para San Valentín, el día más romántico del año, aunque seguramente a muchos se les pase (aposta o sin querer) y, como cantaba John Paul Yong ‘love is in the air’, aunque no para todos. Pero eso no significa que tengas que sufrir cada vez que ves corazones, bombones y ‘brilli-brilli’ por todas las esquinas, puedes celebrar tu anti San Valentín particular y pasarlo en grande.

Quede claro por adelantado que anti San Valentín no significa despreciar este día, ni mucho menos ¿Estás soltero? ¿Te amas con locura? Celebra San Valentín contigo y con alguno de estos planes que te proponemos para el 14 de febrero.

Ahoga tus penas… en cocido

Posiblemente San Valentín sea el mejor día del año y este hecho no tiene nada que ver con lo romántico. Date un homenaje y aprovecha que el 14 de febrero comienza la 9ª ruta del cocido madrileño. Decenas de restaurantes de la capital ofrecerán su cocido por precios entre los 15 y 30 euros. Lo bueno es que si empiezas desde el primer día puede que te dé tiempo a probar varios (hasta el 31 de marzo).

Enamórate de Madrid

Esto suena a tópico, pero Madrid es una ciudad para enamorarse y eso no se puede negar, sobre todo cuando ves su skyline… Cualquier terraza de Gran Vía es estupenda para disfrutar de unas vistas inigualables, pero puedes ir un paso más allá y disfrutar del skyline de Madrid en el jacuzzi de la terraza del Generator, en pleno centro de la ciudad, un baño caliente, como si se tratase de los baños termales, pero con vistas a Madrid. El jacuzzi está abierto a todos los huéspedes del Generator en un horario de 10 a 19 horas. Un plan perfecto para relajarse y mimarse, mientras te enamoras de ti mismo y de Madrid.

Exposiciones: mucho mejor cuando las visitas solo

¿Alguna vez has probado a ir a una exposición solo? Te lo recomendamos (no solo para el 14 de febrero). Varios motivos: si vas solo, vas donde realmente te apetece ir, además cada uno tiene sus gustos y estando solo no te verás obligado a quedarte viendo algo que no te interesa. El segundo motivo es que Madrid está lleno de exposiciones gratuitas, por lo que además de ahorrarte dinero y descubrir auténtico arte podrás ‘rebelarte’ contra los centros comerciales y campañas de publicidad que promueven San Valentín durante semanas.

Supera el día ‘a la japonesa’

El amor no zarpa en todas las direcciones y por eso, en Japón tienen una tradición muy especial para que nadie se sienta excluido en esta fecha tan señalada. En este excéntrico país, cualquier excusa es buena para regalar chocolate. Son tres tipos de chocolates (giri-choco, tomo-choco y honmei choco) en función de lo que seas o signifiques: compañero de trabajo, amigo o pareja. En La Pagoda, versionan esta idea con sus deliciosos e irresistibles Mochis. Un postre típico de Japón elaborados con masa de arroz y rellenos de helado. Puedes elegir: té matcha, chocolate o vainilla.

Reniega del amor con una cita contigo o amigos solteros

Cierto que el día no va de ponerse insoportable con todos los que viven enamorados y en pareja, pero a nadie le amarga un dulce. Aprovechar el día tú solo o con algunos amigos amigos solteros para ver una de esas películas que muestran todo lo malo del amor y rememorar fracasos amorosos, pero graciosos no va a hacerle daño a nadie. Algunos títulos que pueden funcionar y tienes en Netflix son «La boda de mi ex» en comedia, «Blue Valentine» si el día te pide drama, alguna española como «Perdiendo el Norte» o, si no llevas buen día siempre puedes optar por «Kill Bill».

Sobre todo, cuídate, mímate y disfrútalo ¿Quién dice que San Valentín no pueda ser tu día?


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *