Calle de las Huertas
Tiempo de lectura: 2 minutos


La calle de las Huertas se encuentra dentro del Barrio de las Letras. Es una vía situada que conecta la plaza del Ángel con la plaza de la platería de Martínez.

Su nombre procede de las huertas que allí estuvieron en esos terrenos. Se señala que en esta calle se encontraban ricas huertas del marqués de Castañeda y del convento de San Jerónimo, así como del viejo cementerio de la iglesia de San Sebastián.

En el plano de Espinosa, del siglo XVIII, ya aparecía con el nombre de Calle de las Huertas, aunque entre 1840 y 1841 cambió su nombre por el de calle de Máiquez, en memoria del actor.

FLORISTERÍA Y CEMENTERIO

El Jardín del Ángel es una floristería centenaria que se encuentra en el número 2 de la Calle de las Huertas, con esquina en la Calle de San Sebastián. Por si sola, este local ya alberga una historia importante, contiene el olivo más antiguo de Madrid, entre otras cosas.

Desde la calle te llama la atención las plantas, flores y árboles que contiene, en discordancia con las fachadas de edificio que le rodean, como un suspiro de naturaleza dentro de la capital. La floristería ha estado durante tres generaciones, desde 1889, en la Calle de las Huertas, pero anteriormente se trataba de un cementerio.

El camposanto, que se encontraba sobre el actual Jardín del Ángel, estaba adyacente a la Iglesia de San Sebastián. En él descansaron los restos de importantes artistas como Lope de Vega y Ventura Rodríguez.

Las autoridades de Madrid decidieron sacar los cementerios de la ciudad, tras un incidente en aquel cementerio. Y es que en la calle de las Huertas José Caldaso por el año 1771 intentó desenterrar con sus propias manos a su amante. Se trataba de María Ibáñez, ‘la Divina’, una conocida actriz del Romanticismo.

Durante la Guerra Civil, una bomba aterrizó en la zona destruyendo parte del local del Jardín del Ángel. Tras ello, se reconstruyó el establecimiento, al que se le añadió una fuente con la figura de un león. Además, la calle de las Huertas también es nombrada en la novela ‘Misericordia’ del autor Benito Pérez Galdón, a finales del siglo XIX.

OTROS EDIFICIOS

Asimismo, en el número 13 de la calle de las Huertas también nos topamos con el palacio de Santoña. Es un palacio urbano español que se construyó en el siglo XVI. Actualmente se trata de una de la seis casas palacio que quedan en Madrid. Su variedad de salones y salas pueden ser alquilados para acoger eventos.

En su recorrido hay edificios ocupados por la Real Academia de la Historia. Una casa perteneciente a la calle de las Huertas completa la sede principal de esta institución, el edificio del Nuevo Rezado, que da a otras tres calles: León, Amor de Dios y Santa María.

PASADO DE PROSTITUCIÓN

La calle también tiene un pasado ocupado por la prostitución. Esto inspiró la frase popular ‘calle Huertas, más putas que puertas’. De igual modo, la zona se llenó de bares, restaurantes y locales que le dieron vida nocturna. Este ritmo disminuyó con las quejas de los vecinos y su restauración en una de las calles peatonales de Madrid.

Al igual que otras calles, como la de Carretas, con su remodelación en peatonal se crearon algunas inscripciones en el suelo en recuerdo del pasado de la calle y homenaje de diversos personajes. Por ejemplo, alberga unos versos de un soneto de Quevedo.

Miré los muros de la patria mía,

si un tiempo fuertes, ya desmoronados,

de la carrera de la edad cansados,

por quien caduca y a su valentía.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *