Tiempo de lectura 1 minuto


Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alcorcón a un hombre que dejó inutilizadas las cerraduras de 25 establecimientos, entre locales comerciales, colegios y guarderías, colocando un «potente» adhesivo que imposibilitaba su apertura mientras que, a su vez, dejaba por las cercanías unas pegatinas con su número de teléfono anunciándose como cerrajero las 24 horas y así aumentar sus clientes.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid, la investigación se inició a principios del mes de enero, cuando varias personas denunciaron daños en las cerraduras de sus establecimientos en la localidad madrileña de Alcorcón, que les había obligado a solicitar servicios de empresas de cerrajería para poder abrir el negocio y continuar con el desarrollo de su actividad comercial.

Los afectados, propietarios de locales comerciales -tiendas de alimentación o farmacias- así como de colegios o escuelas infantiles, manifestaban que al terminar la jornada laboral dejaban la cerradura en perfectas condiciones y que, al día siguiente por la mañana, cuando reanudaban su jornada, se encontraban con un fuerte adhesivo que bloqueaba la cerradura no pudiendo acceder al local.

Los investigadores descubrieron que una misma persona aprovechaba las horas nocturnas para impregnar con un fuerte pegamento el candado de algunos establecimientos, lo que impedía su apertura por parte de sus propietarios. Al mismo tiempo colocaba unas pegatinas con un número de teléfono anunciando sus servicios como cerrajero las 24 horas del día y así conseguía más clientes.

Finalmente los agentes consiguieron la identificación de un varón que portaba dos botes de pegamento así como un rollo de pegatinas comerciales anunciando su servicio de cerrajería. Tras varias comprobaciones este individuo fue detenido como presunto responsable de un delito de daños en 25 locales comerciales.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *