Presets en móvil
Tiempo de lectura 1 minuto


Las redes sociales se llenan de fotografías espectaculares cada día. Ahora ya no es tan difícil igualar esas imágenes gracias a mejores cámaras en los móviles. Pero los presets te ayudarán a ir un punto más allá y darán el toque profesional a esa fotografía que quieres subir a tu Instagram.

Los presets son también conocidos con el nombre de ajustes preestablecidos. Con un solo click, tu imagen es editada mediante los ajustes y cambios guardados con anterioridad. Con ello, consigues imágenes editadas con rapidez.

Otro beneficio de estas herramientas es que aportan uniformidad en la apariencia de las imágenes. La coherencia en la edición es una de las cuestiones que los profesionales buscan para mantener un perfil más atractivo a primer vista.

Si te fijas, las cuentas de Instagram de los influencers siguen este criterio de uniformidad, pues les confiere un estilo distintivo. Con el boom de estos productos en Instagram, los influencers están vendiendo sus presets, por lo que podrás utilizar las paletas de colores en edición. Aunque otros guardan con recelos sus ajustes preestablecidos.

El programa más extendido para usar los presets es Lightroom. Contiene, por defecto, una serie de ajustes de edición que te servirán como prueba. Puedes incluso editar desde el móvil, si es Android, a través de la aplicación Adobe Photoshop Lightroom Mobile. Asimismo, existen páginas desde las que te puedes descargar estos productos, como Free Lightroom Presets.

DIFERENCIA CON LOS FILTROS

Una pregunta que puede surgir al conocer los presets, pero ¿y los filtros? ¿No es lo mismo? La respuesta es no. Hay ciertas diferencias relevantes a la hora del resultado final de la fotografía.

Principalmente se diferencian en el modo y la finalidad de su creación. Los filtros están pensados para proporcionar diferentes ediciones -sepia, blanco y negro, y vintage, por ejemplo-. No obstante, son ajustes genéricos para cualquier fotografía. Esto quiere decir que no puedes cambiar mucho de los filtros, únicamente algunas cuestiones como saturación y contraste.

Por el lado contrario, aunque los presets también son ajustes preestablecidos, te permiten variar dichos ajustes si lo deseas. Es decir, con ellos no partes de cero a la hora de editar, pero te permite cambiar en función de la fotografía. Además, te posibilita guardar los cambios que hagas en esos presets, por lo que crearás ajustes personales. Así podrás sacar lo mejor de cada de una de tus imágenes como un profesional.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *