Tiempo de lectura 2 minutos


Los activistas concentrados este viernes en la calle Argumosa, 11, para tratar de parar el desahucio de cuatro familias han protagonizado momentos de tensión con los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) desplegados en la zona al intentar romper el cordón policial que en estos momentos está cortando la calle.

Sobre las 10 horas, un grupo de activistas ha tratado de acceder al edificio empujando a los policías, que han resistido la cometida y se han registrado varios momentos de tensión, con empujones e incluso algunos golpes al grito de «Argumosa no se vende, Argumosa se defiende» y de «mercenarios».

En primera línea, estaba el diputado de Unidos Podemos del Congreso de los Diputados Alberto Rodríguez. También se encontraban entre los manifestantes el actor Alberto San Juan y los concejales de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital Montserrat Galcerán y Carlos Sánchez Mato.

Precisamente Sánchez Mato ha declarado a los medios que «esto no es ni un Estado de derecho ni es nada», calificando la situación de una «verdadera vergüenza», al tiempo que ha tildado de «disparatado» el dispositivo policial desplegado en la zona.

Además, el concejal ha criticado la actuación policial por «incumplir resoluciones de Naciones Unidas», con las que ya se han parado en diferentes ocasiones el desahucio de algunas de las familias que hoy se enfrentan al lanzamiento. «Luego nos permitimos el lujo como país de dar lecciones a otros, es increíble, es una vergüenza», ha insistido Mato.

Más de 200 personas se encuentran en la zona desde primera hora de la mañana para tratar de paralizar los desahucios. Dentro del edificio, una treintena de activistas aguardan desde este jueves para evitarlos y también pasadas las 10 horas, la Policía ha empezado a tratar de desalojarlos. De hecho, en principio hay siete detenidos.

La comisión judicial que se ha personado este viernes en el edificio situado en el número 11 de la calle Argumosa, en el barrio de Lavapiés, ha procedido al desahucio de las cuatro familias afectadas por el lanzamiento.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación la abogada y portavoz a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Alejandra Jacinto, para tildar de «salvajada» el lanzamiento de estas familias en situación de vulnerabilidad y sin alternativa habitacional.

Jacinto ha relatado que tres juzgados diferentes han acordado un lanzamiento «coordinado jamás visto» en el que decreta el desahucio de cuatro mujeres y sus familias, una de ellas con dos menores a su cargo, y advertía de la posible comisión de un delito de desobediencia y resistencia en caso de oponerse al lanzamiento, tanto a inquilinas como activistas.

De hecho, un fuerte dispositivo policial ha acordonado la zona y ha velado por el cumplimiento del lanzamiento, entre gritos de ‘vergüenza’. Aparte, la abogada de la PAH ha relatado que se han personado operarios de cara a tapiar las puertas.

Varias personas han procedido a quitar carteles reivindicativos que colgaban en los balcones de la vivienda y colocar videovigilancia. Ahora, tratan de negociar la retirada de los enseres, dado que los letrados de los inquilinos no han podido estar presentes en el lanzamiento mientras que los de la propiedad sí.

Jacinto ha tildado de «vergonzoso» este dispositivo policial «sin precedentes» para un lanzamiento que vulnera el derecho a la vivienda y contribuye a la «especulación» inmobiliaria.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *