Fotos: © MADRID ES NOTICIA
<b>Tiempo de lectura</b> 4 minutos


Asegura que nunca imaginó ser Presidente de la Comunidad de Madrid y menos recibir tal misión en unas circunstancias tan ‘especiales’. Pero Ángel Garrido, fanático lector, podrá escribir un poema con final feliz sobre su paso por la Real Casa de Correos.

«Siempre digo que los políticos tienen que resolver parte de los problemas que había, no crear más problemas y dejar una sociedad muy cohesionada en lo económico y en lo social». En los últimos cuatro años se han creado 400.000 empleos en la Comunidad de Madrid, que es la que más crece de España, la que acapara mayor inversión extranjera «y hemos mejorado los servicios públicos, educación, sanidad y transporte público, que está a la cabeza de España y de Europa».

Es posible que sea recordado como el presidente que aguantó la mayor y más virulenta huelga del sector del taxi… y ganó, porque de haber perdido también lo hubiesen hecho más de 8.000 familias de conductores de VTC: «Lo fácil hubiera sido ceder». Pero no lo hizo.

Ángel Garrido seguirá en política. Todo indica que su próxima estación será Bruselas. Ya conoce todos los Madrid de la región. Quiere y debe traspasar fronteras.

¿Cuál ha sido su mejor y su peor momento de la legislatura?

El peor coincide con la salida de la presidenta Cristina Cifuentes y todo lo que la rodeó. No me esperaba ser presidente de la Comunidad de Madrid, pero ha sido muy bueno.

Momentos buenos, cuando ves que las políticas que llevas a cabo van dando sus frutos, cuando mes a mes ves que crecen los datos de empleo y que muchas familias que tenían a personas en paro dejan de tenerlas, cuando vas viendo que las cosas que haces funcionan. Por ejemplo, la mayoría de los jóvenes de la Comunidad de Madrid tiene el abono joven por 20 euros, que ha sido una de las grandes apuestas de este gobierno por la cultura del transporte público. El balance es muy bueno.

¿Ha conocido otro Madrid?

Ahora lo conozco mucho más a nivel regional. Como concejal del Ayuntamiento de Madrid me limitaba a la ciudad, que es una parte muy importante porque aquí vive la mitad de la población, pero no es toda la Comunidad. Te das cuenta desde la presidencia que hay muchos Madrid diferentes y que a veces desde la capital tenemos una visión distorsionada. Hay muchos municipios como Madrid, Alcorcón, Las Rozas o Getafe que son muy parecidos, pero también hay otros municipios muy pequeños que viven en un entorno rural con una vida muy distinta. Una vida que había que cuidar, y creo que hemos hecho un esfuerzo muy importante en estos municipios muy pequeños y con poca población. Algo más de 70 municipios de la Comunidad solo tienen en total 78.000 habitantes, pero requieren un tratamiento diferenciado, por eso hemos puesto en marcha un plan para evitar el despoblamiento y poner en marcha varios proyectos.

Su relación con Carmena ha sido bastante buena.

Tenemos muy buena relación, porque más allá de nuestras totales diferencias políticas, era importante tener una buena relación institucional, y esto nos ha servido para conseguir grandes cosas como el plan de realojo de La Cañada, en el tema social. Pero también en el tema deportivo. La Copa Davis vendrá a Madrid gracias al acuerdo entre Ayuntamiento y Comunidad. En otros temas no hemos estado de acuerdo, pero hemos sabido consensuar y encontrar puntos intermedios. Me llevo muy bien personalmente con Manuela Carmena, creo que es una persona cercana, educada y que es razonable que nos entendamos.

¿Madrid Central tiene algo positivo?

Yo creo que la idea que se perseguía, que era mejorar la calidad del aire, es positiva. Pero no se ha conseguido. La calidad del aire en el centro de Madrid sigue siendo mala, y es curioso porque en el resto de la Comunidad ha descendido un 20% la contaminación. Creo que diferentes políticas han dado diferentes resultados y Madrid Central no ha sabido resolver los problemas de contaminación ni de movilidad. Es una apuesta totalmente ideológica de Podemos.

¿Podrán convivir taxis y VTC?

Deben convivir. Lo que intentamos desde el primer día con el taxi era convencerles de que debían convivir y de que había que hacer mejoras en favor del sector del taxi pero no en contra de los VTC. Porque en Madrid la mayoría de los ciudadanos quieren usar ambos servicios. Somos una Comunidad muy acostumbrada a la libertad de elección en todo, en sanidad, en educación, y también en transporte. No estaba dispuesto a dejar que una forma de transporte desapareciera. Además, ya vimos el efecto que tuvo en Barcelona, que se fueron los VTC y se despidieron a miles de personas. En Madrid habría costado el puesto a unas 8.000 personas, 8.000 familias que se hubieran quedado desamparadas, lo que yo no iba a permitir; además unas sanciones multimillonarias que habríamos tenido que pagar por las propuestas de legislar en contra de un sector. Creo que fue una mala estrategia la del sector del taxi y que no han sabido estar a la altura. Seguimos abiertos, queremos aprobar el Reglamento del sector del taxi en la Comunidad porque creemos que mejorará su situación. Seguimos abiertos a hablar con todos los que quieran algo para su sector, pero no que acabemos con otro.

¿Qué tal ha sido su relación con Cristina Cifuentes como Presidente?

La relación con Cristina una vez que abandona sus responsabilidades políticas, ya es una relación personal que creo que tiene que quedarse en ese ámbito. Hemos sido amigos y compañeros de trabajo, hemos trabajado estupendamente. Yo creo que ha sido una presidenta muy buena para la Comunidad de Madrid y lamento que tuviese que abandonar por algo que no tenía nada que ver con su gestión política.

¿Qué le gusta más, el Congreso de los Diputados o Bruselas?

Todo es interesante, a mi la política me gusta, al 90% me voy a quedar trabajando en política, donde quiera el presidente del partido (Pablo Casado) que me quede. La política nacional es muy interesante, porque nunca he estado. Y la europea también me parece muy interesante, sobre todo porque somos muy conscientes ahora en España de que lo que se decide en Europa nos afecta mucho. No lo he decidido todavía, pero lo hablaré con el presidente nacional.

¿El futuro de Madrid será su Nuevo Norte?

Madrid Nuevo Norte es importante para que crezca la ciudad y eso es bueno. Los precios de los alquileres y la vivienda en Madrid se han disparado porque no ha habido una política que continuara todo ese desarrollo de Madrid. Cuando no hay oferta, los precios suben. Con la llegada de Podemos al Ayuntamiento, que tenía una cierta alergia a la palabra urbanismo y a la palabra empresa, se paralizaron todos estos desarrollos. Madrid Nuevo Norte no es el proyecto original, yo creo que se ha empeorado, pero más vale un mal acuerdo que un buen pleito y si los propios integrantes del desarrollo aceptaron el acuerdo, nosotros no íbamos a ser un impedimento. Es un desarrollo importante, pero hay otros, como los del Sureste que están parados y judicializados, y eso creo que no es bueno.

La irrupción de Vox ha movido mucho el tablero político.

Yo creo que el Partido Popular va a ser la primera fuerza política en la Comunidad y en el Ayuntamiento, así como en la mayoría de los ayuntamientos de la región. Seguramente tengamos que pactar con otros grupos políticos para llegar a gobernar, pero seremos la primera fuerza. Presentamos una hoja de servicio muy buena de estos cuatro años.

Ciudadanos se ha apuntado ahora a las políticas liberales del PP como la bajada de impuestos, cosas que nosotros venimos haciendo desde siempre. Y a otros como Vox no les he oído nada, solo criticas, pero no propuestas para mejorar Madrid y eso es lo que yo espero escuchar como ciudadano, no ya como político.

¿Isabel Díaz Ayuso le ha pedido algún consejo?

Hablamos muchas veces. No se trata de pedir consejo directamente, sino que en política entre personas que nos conocemos lo razonable es poner temas en común y exponer nuestra opinión. Pero la candidata es ella, ella tiene que marcar la línea y tomar las decisiones, yo estoy para apoyar al proyecto de Isabel Díaz Ayuso y el PP, para que llegue al gobierno porque creo que es lo mejor para Madrid. Entre compañeros todos aprendemos de todos. En esta vida se aprende todos los días. Hablar con la gente, con los vecinos que no están en la política, seguramente me ha enseñado más que hablar con los míos, que tenemos más o menos las mismas líneas de pensamiento.

Parecía que en esta legislatura se modificaría la Ley Electoral y se reduciría el número de diputados pero no…

Podíamos haber hecho más todos, porque al final todos tenemos un poco de responsabilidad, pero se podría haber hecho más. Nosotros llevamos una propuesta de listas desbloqueadas y circunscripciones. La oposición no estaba dispuesta, y creemos que esto habría acercado la política a los ciudadanos.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *