Tiempo de lectura 2 minutos


La sociedad va evolucionando con las nuevas tecnologías que surgen. Ello también afecta al trabajo. A lo largo de estos años, vemos como diversos trabajos son menos útiles y van desapareciendo, ya que hay tecnología que puede suplir la mano de obra humana. No obstante, nuevos trabajos también van apareciendo que crean un nuevo escenario laboral.

La ciberseguridad es un sector laboral que está creciendo y puede ser una opción de salida profesional con garantías de empleabilidad. Y es que la ciberseguridad crecerá hasta los 152.000 millones de euros el próximo año, según el informe recientemente publicado por Society for Human Resources Management, una asociación de recursos humanos.

De esta manera, el Centro Criptológico Nacional (CNN-CERT) ha indicado que la demanda de este tipo de empleo se llegará a situar en los seis millones de puestos de trabajo a nivel mundial en 2019. En Europa, se estima que en 2022, dentro de tres años, este sector creará 350.000 empleos en ciberseguridad más que trabajadores especializados de realizar estas tareas, según el Global Information Security Workforce Study. Ante este escenario, la ciberseguridad es una factible salida laboral.

DESEMPLEO EN UN 1%

El sector laboral de la ciberseguridad es uno de los más demandados. Su desempleo se sitúa en el 1 por ciento. Y es que su crecimiento se produce a un ritmo muy rápido. Además, el aumento de demanda no se mueve de manera paralela con la oferta. Las empresas tienen un problema en este aspecto, ya que falta formación y perfiles específicos.

Los perfiles que se requieren para ciberseguridad son muy variados y de conocimientos diversos. Administradores de seguridad de red, de sistemas de seguridad, analistas senior de seguridad, arquitectos de seguridad, arquitectos de sistemas de seguridad IT, consultores senior de seguridad y hacking ético. Estos son algunos de los perfiles laborales que ha identificado el Observatorio de Ocupaciones de 2018 de la SEPE, según ha apuntado la CNN-CERT.

POCAS MUJERES EN CIBERSEGURIDAD

No obstante, hay muy pocas mujeres trabajando en ciberseguridad. Únicamente un 11% de los puestos de trabajo están ocupados por ellas. En Europa esa cifra es aún menor, siendo solo un 7% de mujeres, según el informe de 2017 Global Information Security Workforce: Women in Cybersecurity. El segundo porcentaje más bajo después de Medio Oriente.

Desde CNN-CERT creen que el papel de la mujer es clave para cubrir la demanda del sector. Asimismo, la entidad nacional de ciberseguridad ha apuntado que “cada vez es mayor el número de referentes femeninos en el ámbito de la ciberseguridad, que contribuyen a garantizar el éxito de la industria y de sus organizaciones”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *