-Publicidad-

En línea con su estrategia de transformación digital, BBVA ha lanzado una nuevo formato de financiación bancaria corporativa. Se trata del préstamo digital (D-Loan) y ha firmado la primera financiación de este tipo con Olam International, una de las principales compañías de alimentación y agroindustria con sede y cotizada en Singapur.

Como proveedor de esta innovadora solución, BBVA ha actuado como asesor digital y coordinador de la nueva línea de crédito ‘revolving’ de 350 millones de dólares. BBVA actúa también como banco agente de los otros 6 bancos que participan en la financiación.

-Publicidad-

¿QUÉ ES EL PRÉSTAMO DIGITAL D-LOAN?

El préstamo digital (D-Loan) es un producto creado por BBVA que tiene como objetivo incentivar a las empresas a acelerar su transformación digital, un tema que actualmente ocupa de forma significativa la agenda de la mayoría de los CEOs.

La principal innovación es que el precio del préstamo digital (D-Loan) está ligado al nivel de madurez digital de la compañía que recibe la financiación, además de su perfil crediticio. La madurez digital se determina como resultado de un análisis exhaustivo realizado por una consultora de referencia, Boston Consulting Group (BCG) en el caso de Olam. A partir de este análisis se establece una puntuación o calificación digital en base a BCG Digital Acceleration Index (DAI) que se utiliza como factor de ajuste de precio.

En la práctica, la compañía y los bancos acuerdan un objetivo de puntuación digital que debe alcanzarse durante la vida de la financiación, y si se alcanza ese objetivo, la empresa obtiene una reducción en el precio del préstamo. Se trata de un importante incentivo financiero para que las compañías mejoren significativamente sus capacidades digitales lo antes posible.

El análisis en profundidad realizado por la consultora independiente, que se revisa anualmente, se centra en múltiples dimensiones de la empresa: la prioridad dada a la digitalización dentro de la organización; las diferentes iniciativas digitales y la hoja de ruta implementada; su modelo de negocio así como su estrategia de marketing digital; la digitalización de sus operaciones principales y su estructura de gobierno; y cómo la organización fomenta la innovación digital.

Como asesor digital y coordinador de la operación, BBVA ha apoyado a Olam en la selección y contratación de la consultora; el trabajo preparatorio necesario para que la consultora realice su análisis; la revisión del informe digital; la estructuración del mecanismo de ajuste de precio relacionado con la madurez digital de la compañía; y la redacción de las disposiciones digitales relacionadas con el contrato de crédito.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here