Tiempo de lectura 1 minuto


En un intento de acercar los valores de la moda sostenible, abre sus puertas en El Olivar, un espacio de productos hechos  con amor en su taller situado en pleno corazón de Madrid, diseñados todos los accesorios, de la forma más simple y funcional, con materiales de alta calidad y confeccionados en España.

El Olivar nace de la mano de Rossana cuando en la noche más mágica del año, le regalaron su primera máquina de coser.  Su pasión por la costura, junto con el Lindy Hop y su afán por la cultura swing de las décadas de los veinte en Harlem, fueron los motivos suficientes para el nacimiento de El Olivar, una marca de complementos con  mucho bounce.

Bajo el lema ‘Menos es Mejor’ este taller confecciona sus productos sin excesos y pequeños detalles que marcan la diferencia. Todos los complementos de El Olivar están hechos a mano en su taller, situado en el casco histórico de Madrid, la calle Santa Ana. El diseño sencillo  de las pajaritas y mochilas que se encuentran en este espacio, están realizados con materiales de primera calidad fabricados en Europa y distribuidos por pequeños comercios, una forma de contribuir a la prosperidad económica de su entorno.

De esta manera, El Olivar consigue colecciones limitadas, dando ánimo a sus clientes para realizar productos personalizados, de acuerdo a sus necesidades y gustos. Pajaritas, mochilas, tirantes, bolsos, carteras, collares con inspiración swing, son algunos de los complementos que los clientes pueden encontrar en este pequeño taller.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *