Tiempo de lectura 2 minutos


A principios de año se conoció la noticia de que Madrid sería la primera ciudad española en tener un restaurante manejado íntegramente por robots. Una tendencia que ya se ha dado en otros países como Japón, China o Estados Unidos. La posibilidad de que un restaurante sea gestionado por inteligencia artificial podría haber sonado demasiado futurista hace una década, pero ahora es una realidad.

¿Es un paso más en la temida conquista de la actividad humana por parte de los robots? La cuestión acerca de si los robots y la inteligencia artificial llegarán a ocupar el lugar de las personas centra gran parte del debate en el entorno de la tecnología. Si pueden ser camareros, realizar una operación manejados por un médico a distancia o convertirse en jueces con toda la jurisprudencia y las leyes acumuladas en su interior. Los expertos aseguran que dentro de dos décadas los robots serán más inteligentes que los humanos, por ello muchos consideran que están aquí para competir con los humanos y no como herramientas que faciliten la vida.

¿ROBOTS MÁS INTELIGENTES QUE LOS HUMANOS?

La duda surge a la hora de evaluar si realmente faltan dos décadas para que los robots superen en inteligencia a los humanos. Un robot ha conseguido ganar a algunos de los mejores jugadores de póquer del mundo en un torneo internacional, un ordenador logró ganar al campeón del mundo de ajedrez… Una situación que lleva a plantearse cuál es el papel del hombre contra la máquina, que, tal y como recoge un artículo reciente, puede que los robots logren una inteligencia muy superior, pero ninguna ‘máquina’ podrá competir contra la interacción humana. Rasgos como la intuición, la empatía o la indecisión y contradicción de los humanos no serán nunca característicos de los robots, por lo que parece complicado predecir qué ocurrirá con los robots.

Sin embargo, las relaciones y la interacción humanas no parecen las únicas cuestiones que pondrán trabas al avance de la inteligencia artificial. Dentro de esta se encuentra el machine learning, una de las claves de la tecnología del futuro. El procesamiento de grandes cantidades de datos encontrará sus propios obstáculos, entre ellos, la regulación y la cuestión ética.

El hecho es que las plataformas ‘blockchain’, el ‘cloud’, el internet de las cosas y las relaciones máquina-persona marcarán el futuro de la tecnología. Madrid y muchas otras ciudades españolas y del mundo tendrán restaurantes gestionados por robots. El futuro de viajes, deportes o el medio ambiente con respecto a la tecnología aún está por verse, aunque las predicciones apunten a que tendremos que aprender a convivir con la inteligencia artificial, aunque los robots al final sean más inteligentes que nosotros. 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *