Tiempo de lectura 2 minutos


Después de muchos años peleando por defender los derechos de las víctimas del terrorismo, he decidido dar un paso al frente para seguir luchando esta vez por todos los ciudadanos. Lo he hecho porque España necesita ayuda. Nos encontramos en un momento difícil, muy complicado. El Gobierno de Pedro Sánchez ha convertido en sus principales aliados a los golpistas que quieren romper España y a los bilduetarras que campan a sus anchas por la Cámara Alta y la Cámara Baja. El nuevo proyecto del Partido Popular me ha seducido para dar este paso y presentarme como candidata al Senado de España para solucionar esta situación. Quiero estar en el Senado porque creo firmemente que el proyecto de Pablo Casado es el único que puede sacar de la UCI a nuestro país, que necesita recuperarse. Nuestra España.

El artículo 155 de la Constitución española que se aplicó en Cataluña fue breve y se quedó corto. Si llego al Senado, apoyaré su aplicación de forma indefinida y completa. Esta es la única vía de recuperar la legalidad y garantizar la libertad, la convivencia y el funcionamiento de los servicios públicos en Cataluña.

Quiero estar en el Senado, para defender el verdadero relato de más de 50 años de terrorismo. Para que tengan voz, los que ya no pueden tenerla porque ha habido unos terroristas que se la han quitado. No podemos permitir que los partidos que no condenan la violencia estén presentes en las instituciones españolas. Es intolerable que todos esos que apoyan a los que han asesinado al pueblo español y que llaman nazis a nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, sean ahora los que deciden el futuro de España. Desde el Senado, lucharé para conseguir la ilegalización de una vez por todas de todos estos partidos que apoyan a los asesinos y no respetan la libertad y la democracia.

También me gustaría apoyar desde el Senado el buen funcionamiento de la Comunidad de Madrid. Todo mi trabajo de estos años, los últimos meses al frente del Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, me ha permitido conocer detalladamente las fortalezas y debilidades de esta Comunidad. Desde el Senado de España apoyaré que en Madrid todos los ciudadanos puedan seguir disfrutando de una educación de calidad. Asimismo, fomentaré que lo jóvenes puedan acceder a los trabajos que han elegido y para los que se han preparado. Además, apoyaré políticas de vivienda que favorezcan su emancipación. También me comprometo a profundizar en el conocimiento de la discapacidad, para erradicar la falta de oportunidades que aún subsisten. Desde el Senado, voy a apoyar el emprendimiento bajando los impuestos a las pymes y las empresas familiares. El IRPF no subirá del 40%, ni el Impuesto de Sociedades del 20%. Me comprometo además, a no modificar la Ley de Comercio que tan buenos resultados ha registrado hasta ahora.

Este domingo toca que los ciudadanos decidan. Es el turno de elegir si queremos apoyar en las urnas a una Constitución que se basa en la indisoluble unidad de la nación española, o si por contrario queremos que sean los que quieren romper nuestro país incumpliendo la Carta Magna y las leyes, los que tomen la iniciativa. También toca votar pensando si queremos que sean los amigos de los terroristas los que se sigan jactando de dirigir España, o si queremos que los asesinos y todos los que les apoyan no sean los vencedores del relato y no vuelvan a estar nunca más en nuestras instituciones.

Les aseguro que soy consciente de que no será un camino fácil, pero me siento con sobrada fuerza para devolver a España al lugar que le pertenece. Porque es de Justicia. Porque nuestro pueblo lo merece.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *