Tiempo de lectura 1 minuto


Salvador Simó presenta al público una exposición que muestra el proceso artístico que existe detrás del largometraje de animación 2D, Buñuel en el Laberinto de las Tortugas, una muestra que da conocer el proceso de investigación, guión de color, diseño de personajes, diseño de fondos y la animación en sus diversas fases, bajo la dirección artística del equipo de José Luis Ágreda.

Buñuel en el laberinto de las Tortugas mezcla animación con imágenes inéditas del documental Las Hurdes: Tierra sin pan, un emotivo relato sobre la amistad  entre Acín y el genio Calanda, un episodio fascinante de la historia del cine y el viaje donde le joven director se convirtió en Luis Buñuel tras pasar por el Festival de Málaga, donde logro la Biznaga de Plata a la Mejor Música.

La película Buñuel en el laberinto de las Tortugas comienza en París donde Salvador Dalí y Luis Buñuel son figuras del movimiento surrealista. Sin embargo, Buñuel ve como las puertas se le cierran ante el escándalo provocado por su primera película, La Edad de Oro y su buen amigo, el escultor Ramón Acín, compra un billete de lotería con la promesa de pagar el documental que el amigo quiere rodar sobre Las Hurdes, una de las regiones más pobre de España.

Hasta el 31 de mayo puede visitar en la Academia de Cine de Madrid la exposición El Arte de Buñuel en el laberinto de las Tortugas, una muestra que da a conocer el proceso de rodaje de la film, así como el diseño de los personajes, como se fueron perfilando, con pequeños textos explicativos, hablando a su vez de la luz y el color. El estudio Glow de Almendralejo ha sido el encargado de llevar a cabo la producción dirigida por Salvador Simó, bajo la dirección artística del equipo de José Luis Ágreda, quien afirma que transformar la viñetas fijas en secuencias animadas, no es un trabajo fácil.