Ciudadanos
Tiempo de lectura 2 minutos


Cs ya no se limitará a permitir un gobierno, sino que formará parte de él. Este es el principal titular que podemos sacar de la noche electoral de Ciudadanos en Madrid. Una frase válida tanto para la comunidad como para el Ayuntamiento de la capital, y es que la formación naranja será decisiva para que el Partido Popular siga gobernando a nivel regional y también para que Carmena, quien ha sido la candidata más votada para la alcaldía, abandone el Palacio de Comunicaciones en beneficio del también popular Martínez-Almeida.

A nivel municipal, Cs contará con once concejales fruto de los más de trescientos mil votos que han obtenido, casi un 20% del total. Un resultado que también supone convertirse en la tercera fuerza política de la ciudad, adelantando a un Partido Socialista que gobernará en buena parte de los municipios de la comunidad pero no podrá hacerlo en el más poblado. Cs es también la tercera lista más votada en la Comunidad de Madrid, donde, con más de 600.000 votos al 98% escrutado y 26 escaños (nueve más que en 2015), aventajan de manera holgada a la candidatura de Íñigo Errejón y Más Madrid y se convierten, como decíamos, en pilar fundamental para la formación de gobierno para los próximos cuatro años.

Los resultados, muy positivos tanto para Aguado como para Villacís, no hacen sino continuar la tendencia al alza de Cs que se vio con ocasión de las elecciones generales. Ambos candidatos comparecieron en la sede de su partido minutos después de que el resultado ya no pudiera variar por lo avanzado del escrutinio, y agradecieron a todos sus votantes la confianza depositada además de prometer que, en esta ocasión, como se señalaba más arriba, estarán en los próximos gobiernos autonómico y municipal.

En este sentido, Begoña Villacís abrió su discurso recordando que Ciudadanos es ‘el único partido que a día de hoy ha conseguido ser el único partido que crece de los que están en el Ayuntamiento de Madrid’. También afirmó que ‘le hemos arrebatado la Alcaldía de Madrid al populismo’, para afirmar a continuación que ‘Madrid será una capital del constitucionalismo, del liberalismo, del sentido común a partir de esta noche’.

Por su parte, Ignacio Aguado también quiso destacar el gran aumento de su partido con respecto a los anteriores comicios y su disposición a pactar con los populares garantizando que ‘a partir de mañana me voy a poner en contacto con Isabel Díaz Ayuso para hablar de gobierno, de programa y de futuro’, si bien dejando claras sus intenciones con un rotundo ‘por primera vez en la historia de la Comunidad de Madrid Ciudadanos va a estar en un gobierno y va a demostrar a 500.000 madrileños que no se han equivocado, y que somos capaces de gestionar mejor que el resto’.

Se abre así un nuevo horizonte para Cs que, sin embargo, tendrá que pasar previamente por una negociación en los dos bastiones que se prevé dura con populares y, sobre todo, con VOX. Pero una cosa está clara, Madrid se está tiñendo cada vez más de color naranja.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *