Tiempo de lectura: < 1 minuto


Recuerdo, aunque todo me parece tan lejano, que Esperanza Aguirre ganó en las elecciones municipales de 2015 en el Ayuntamiento de Madrid. Y recuerdo también que Manuela Carmena, que había quedado segunda, se alió con el PSOE, no recuerdo con quien, y empezó a vendernos magdalenas…

Había tantos niños desnutridos en la capital de España que era necesario parar al PP, el partido causante de tanta maldad…

Pero el karma siempre vuelve. Y, por supuesto, el del Ayuntamiento de Madrid, también. Y ahora Manuela Carmena ha ganado las elecciones pero no va a gobernar. Ahora José Luis Martínez Almeida, que ha quedado segundo, va a gobernar en coalición con C’s y con Vox

Abro paréntesis. El PSOE, que gobierna en media España con Podemos, con ERC, con la CUP o con Bildu, se está ya quejando de que les quiten alcaldías y comunidades por un pacto con VOX. Me temo que rápidamente empezarán a aparecer miles de niños desnutridos en Madrid. Cierro paréntesis.

Algunos pensamos que este vuelco electoral se ha debido al miedo de los españoles a que esta piel de toro se pintase totalmente de rojo y ha puesto algo de cordura. Al menos, en Madrid. NO tiene otra explicación que solo haya pasado un mes de las elecciones generales y que casi todo ha cambiado en esta “segunda vuelta”. Muchas cosas, de hecho, se han arreglado.

Ahora, Podemos, sin ir más lejos, es un partido en liquidación que le echa la culpa de su fracaso a Iñigo Errejón.

La culpa no la tiene Venezuela, ni Echenique, ni la Serra, ni el desastre de Colau, ni haberse convertido en los pagafantas del nacionalismo, ni el chalet de Galapagar, ni Pablo Iglesias, ni el amateurismo de Irene Montero… La tiene Errejón…, como dice Cristian Campos.

No lo sé muy bien. Pero lo cierto es que Madrid volverá a tener pulso…


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *