Tiempo de lectura 1 minuto


El Ayuntamiento de Galapagar ha decidido dar un paso más en apoyo a «la gran labor» que desde hace años realiza la entidad ADISGUA para las personas con discapacidad en toda la zona de la sierra. Para ello ha confirmado la cesión de un edificio municipal que se convertirá en un Centro de Recursos Inclusivos para personas con discapacidad intelectual.

El edificio, ubicado en la calle La Llama de La Navata tendrá una labor primordial de acercar recursos de atención especializada a todos los integrantes de esta entidad, lo que «supondrá mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias» explican desde el Ayuntamiento.

La cesión de dicho edificio a la Asociación de Personas con Discapacidad del Guadarrama, declarada de Utilidad Pública, es por un período máximo de 25 años. Será la propia entidad la que se encargará de realizar la reforma y acondicionamiento integral del edificio.

Este edificio se ubica en un punto estratégico para todos los usuarios de esta entidad ya que, por su proximidad a la red de comunicaciones y transporte público, permite la accesibilidad y el fomento de la autonomía de las personas con discapacidad.

SOBRE ADISGUA

Actualmente, ADISGUA desarrolla 4 servicios homologados por la Comunidad de Madrid: Servicio de promoción de la autonomía personal, Servicio de información, orientación y asesoramiento, Servicio de ocio, respiro y conciliación Familiar y Servicio de Inserción Socio-laboral.

Con todos estos proyectos, ADISGUA trabaja por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y sus familias; conseguir la inclusión efectiva de las personas con discapacidad, formando en habilidades académicas y adaptativas; y al mismo tiempo realiza actividades, prestación de servicios, apoyo terapéutico y educativo para mejorar las competencias y habilidades adaptativas, la motivación y la autoestima.

«Esta cesión es sin duda una gran noticia para Galapagar, ya que las familias que lo necesiten tendrán un centro de referencia donde ser atendidos en la Sierra del Guadarrama, y no tendrán que acudir a centros de Madrid o Majadahonda, como ocurre en la actualidad» afirman desde el Consistorio.