Tiempo de lectura 4 minutos


Manuel Fort es el candidato del PSOE a la Alcaldía de Majadahonda. Ha sido militante socialista durante muchos años como Concejal y Portavoz del Grupo Municipal Socialista en la ciudad.

Hace tiempo dio un paso atrás, pero ahora se muestra satisfecho por volver a la primera línea política. Manuel Fort es Licenciado en Ciencias de la Educación y ha sido Profesor y Director de algunos Centros Educativos públicos en Majadahonda.

¿De dónde surge la motivación de para presentarse a la alcaldía de Majadahonda?

Fui durante 12 años concejal y estuve en la época dura de la Gürtel. Aunque me retiré, nunca abandoné la inquietud por los asuntos de la sociedad majariega. Ahora estoy jubilado y tengo el tiempo que antes no tenía. Tengo ilusión, equipo y ganas de cambiar las cosas que no me gustan.

¿Qué aspectos considera que deben mejorar en Majadahonda?

En Majadahonda hay dos cosas que tenemos que mejorar: la gran brecha social y la falta de equipamientos. Majadahonda cuenta con indices de desigualdad similares a países como Honduras o República Dominicana. Majadahonda ha estado parada cuatro legislaturas por la corrupción y sus consecuencias en el caso de las dos últimas. Esto ha hecho que se dediquen a ahorrar, lograr superávit, y no a invertir en equipamientos. Solo hay una biblioteca cuando debería tener tres, un centro de mayores que está masificado, 450 niños de educación infantil en lista de espera, 1.500 personas en lista de espera de vivienda… Cuatro legislaturas que ha hecho que nos quedemos atrás en muchísimas cosas.

¿Qué tipo de campaña están haciendo?

La campaña hay que hacerla en la calle, en contacto directo con los vecinos. No puerta a puerta, pero sí saliendo a hablar con la gente. La clave de un programa electoral es la participación, enterarte de lo que necesitan los vecinos. Me he reunido con todo tipo de asociaciones, urbanizaciones, sindicatos, colectivos de empresarios y clubes deportivos, entre otros. Quiero escuchar a Majadahonda, los mitines y los actos me parece que están bien, pero no es lo más importante a la hora de hacer una campaña.

¿Qué es lo que más le piden y solicitan estos colectivos con los que se ha reunido?

Fundamentalmente, lo que más me piden es que pongamos en marcha Majadahonda, que necesita un gobierno eficaz y sobre todo honesto. La gente ve que la ciudad está parada y que no hay una inversión en los últimos 30 años. Queremos poner en marcha Majadahonda, pasar a ser una ciudad referente.

Además, hay muchas carencias de servicios. Por ejemplo en la casa de mayores comentan que la mitad de los días no se pueden sentar. Personas con problemas de salud mental se quejan de no tener instalaciones ni talleres o terapias. Por todas partes hay un problema de falta de instalaciones y servicios. Sobre todo para los jóvenes.

Majadahonda lleva bajo Gobierno del Partido Popular varias décadas ¿Creen que es posible el cambio? ¿Cómo pretenden lograrlo?

No va a haber mayorías absolutas en Majadahonda. El reparto de escaños será principalmente entre tres o cuatro grupos. Va a ser necesario pactar y yo tengo claro que cuando tengamos encima de la mesa los resultados si cualquier partido quiere pactar con nosotros, tendrá la puerta abierta si quiere impulsar un gobierno que solucione los problemas de los ciudadanos. Para solucionar los problemas de los ciudadanos, debemos de pactar por encima de las pequeñas cosas. Un gobierno preocupado por lo equipamientos, las políticas sociales, las becas… Creo en ese cambio a partir del entendimiento. Yo no me niego a nada, no pongo cordones sanitarios.

¿Cuál considera que es la medida estrella que presentan en su programa?

Apostamos por la sostenibilidad, Majadahonda es una ciudad que tiene en cuenta a sus jóvenes y el futuro, queremos concienciar del empleo de energía sostenible. Queremos mantener las zonas verdes que quedan y con nuevos equipamientos como una biblioteca, un centro cultural o una escuela infantil, que den trabajo a los jóvenes. Una Majadahonda que sea para todos los ciudadanos y ciudadanas, que los iguale, con los mismos derechos. Queremos hacer Majadahonda más justa.

Las tres líneas de nuestra campaña son: el plan de vida para nuestros jóvenes con vivienda de protección y un vivero de empresas para dar salidas a la inteligencia. Una remodelación integral del casco antiguo, para quitar barreras y ayudar a garantizar la accesibilidad a la zona para diversos colectivos que encuentran más problemas.

El tercer eje es la movilidad, el tráfico es un problema. Queremos convencer a la ciudadanía de que tienen que dejar el coche, pero garantizando un buen transporte público. Proponemos impulsar los microbuses eléctricos hasta la estación y el uso de vehículos alternativos como la bicicleta, para lo que haremos un carril bici de verdad, para que se utilice, pondremos bicicletas eléctricas que favorezcan su uso y haremos un parking en la estación para favorecer el desplazamiento hasta allí por este medio y la tenga en un lugar seguro.

En el sentido de la movilidad, también proponemos aumentar la frecuencia de los autobuses a través de esos microbuses. Por otro lado, queremos eliminar la zona azul porque no se recauda prácticamente y solo da lugar a que la zona límite con la zona azul esté sobrecargada de coches.

En Majadahonda tienen un papel importante el deporte y la cultura ¿Qué proponen en este sentido?

Los clubes deportivos con los que me reúno están contrariados por la escasez de instalaciones. Hacen falta campos de fútbol, el Rayo Majadahonda no tiene donde entrenar en el pueblo. En Majadahonda los clubes no reciben ayudas por parte del Ayuntamiento, no hay espacios. El Club de Rugby quiere moverse pero no saben dónde llevarlo… No hay una planificación para arreglar las instalaciones ni para crear nuevas que puedan dar solución a la situación de los clubes.

Vamos a construir un estadio deportivo con terrenos anejos de entrenamiento, campos de fútbol 7, tener claro cuantos equipos hay que ubicar y mejorar el campo de atletismo. Hay muchas necesidades y es muy importante el hecho de que los clubes no reciban ayuda del Ayuntamiento.

En lo que se refiere a la cultura, tenemos una Casa de la Cultura que hicimos cuando éramos 30.000 habitantes y ahora somos más del doble y se queda pequeña. No tenemos un auditorio que pueda acoger algunas actividades culturales que demandan aforo más grande. Proponemos nuevos equipamientos como un nuevo centro cultural con una sala de al menos 800 butacas.

Queremos establecer bonos deportivos y culturales, incluyendo el gimnasio, para los jóvenes por una cantidad módica.

Uno de los principales problemas a los que se enfrenta la zona es el referente a la vivienda y los jóvenes ¿Qué proponen para facilitar que la población joven venga y se quede en Majadahonda?

Llevamos un plan de vivienda para los jóvenes, la vivienda de protección se ha agrupado toda en una zona y al final no se ha ejecutado. Tenemos pendiente entre 2.000 y 2.500 viviendas de protección que no se han hecho. El precio de la vivienda es absolutamente inalcanzable. Nuestros jóvenes no tienen un plan de vida.

Nosotros proponemos hacer en el casco antiguo vivienda para jóvenes, sobre todo en zonas que están semi abandonadas. Así rehabilitaríamos el casco, cambiaríamos su sentido y haríamos lugares de vivienda para jóvenes. Queremos un plan de vida. Por ejemplo, la London School of Economy ha dejado un edificio abandonado, donde queremos crear un centro de coworking, donde los jóvenes emprendedores puedan invertir en su desarrollo empresarial y encontrar ayuda de universidades y empresas por medio de convenios.

Majadahonda no tiene el tejido industrial de otras zonas, por ello tenemos que invertir en el desarrollo de la inteligencia y la innovación.

¿Qué proponen en materia de impuestos?

Nosotros creemos que los impuestos son necesarios, Majadahonda no es una ciudad rica, sino que algunos habitantes tienen un nivel de renta muy alto, pero los ingresos no son mayores que los de cualquier otra ciudad de setenta mil habitantes. Si queremos pagar servicios tendrá que haber impuestos. No vamos a subir impuestos, pero tampoco los vamos a quitar. Hay poco que hacer para bajarlos desde el Ayuntamiento, los vamos a mantener bajos, pero vamos a tratar de hacer los impuestos más progresivos, subir el IBI al 10% del valor catastral más alto o los pisos vacíos. Queremos gestionar mejor, podemos intentar ahorrar, pero no ahorrar en gasto para tener superávit. Un superávit implica que no has ejecutado todo lo que querías, yo quiero invertir en todo lo que se pueda y sea necesario.

¿Qué le diría a un votante indeciso de Majadahonda?

Que en estas elecciones nos jugamos mucho porque tenemos que definir la Majadahonda que queremos para nosotros y para nuestros hijos. Tenemos que decidir qué gobierno queremos y si queremos que se hagan las cosas escuchando la opinión de los vecinos. Si quieren que trabajemos para mejorar su vida, invirtamos en las personas y haya un gobierno honesto que cambie las cosas. Si quieren una Majadahonda más justa, verde y solidaria, les pido que voten al PSOE.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *