Tiempo de lectura 2 minutos


El verano inunda nuestro armario con los estampados animal print nunca pasan de moda, pero siempre sorprenden. El animal print de leopardo sigue teniendo mucha relevancia en esta moda y no puede fallar nunca entre nuestras prendas, aunque sin duda el descubrimiento de este año es el animal print de vaca que estamos acostumbrados a verlo en pequeñas dosis.

El animal print, que no es capaz de llevarlo cualquier persona por su difícil combinación y requerimiento de capacidad de arriesgar, es un estilo de ropa que llena de fuerza a quien la luce. Por ello muchas personas optan únicamente a combinarlo con otras prendas básicas o usarlo a través de los complementos. Quienes deciden jugársela combinan dos estampados, aunque crean sintonía entre ellos para que puedan lucirse bien.

Estos estampados animal print no surgen en la actualidad, sino que se remontan a la época de las cavernas donde nuestros antepasados usaban las pieles de los animales, tras cazarlos, para protegerse de las extremas temperaturas. Durante la Edad Media se da un cambio de concepción de estas y se usan para representar poder social y riqueza. Ya no se da un uso enfocado a la necesidad sino a la apariencia.

Gloria Swanson es quien consigue en los años 20 que la prenda tenga el auge actual porque la actriz agrega el animal print a su look y destaca entre el resto de las mujeres. En la década de los 40 el estampado significa nuevamente estatus social y se usa para reflejar la ostentación de aquellos que las usan. Una década mas tarde consigue el animal print adentrarse en las marcas y firmas de lujo.

Gloria Swanson

El primer diseñador que lo usa es Christian Dior en ropas que luce Betty Page destacando en especial el estampado de leopardo. Tras la llegada del animal print a cualquier armario surgen nuevas prendas con el estampado, como los bañadores, y complementos en los que destacan los bolsos. Las celebrities comienzan a usarlo en las décadas posteriores lo que implica que se mantiene en la sociedad el estampado que hace una clara referencia a los animales y su capacidad de protección, aunque sigue destacando en especial el leopardo, el estampado animal print por excelencia.

La década de los 70 hace que el estampado llegue a las masas y se usa como símbolo de rebeldía siendo así una expresión de libertad y desafío. En los posteriores años esta tendencia perdura, aunque surgen variaciones como el hecho de que no se usen animales gracias a asociaciones como PETA que dan a conocer el maltrato de estos.

Esta tendencia que nunca pasa de moda pero que este año se ha intensificado ha llegado a nuestras uñas permitiéndonos lucir el animal print de un modo distinto.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *