Tiempo de lectura 2 minutos


La Comisión Europea llevará a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) por la contaminación del aire en Madrid y Barcelona. Bruselas toma esta decisión tras constatar que no se han tomado las medidas urgentes exigidas para atajar los altos niveles de contaminación.

El Gobierno de Madrid (PP + Ciudadanos) confía en aprobar próximamente un paquete de medidas «ambicioso y de futuro» que evite la multa europea.

«Estamos muy empeñados y trabajando muy duro para remontar el problema que nos hemos encontrado», ha afirmado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno la portavoz municipal Inmaculada Sanz, que ha asegurado que las medidas serán de calado y estructurales como la renovación de calderas de carbón y gasóleo o la renovación de la flota.

«Los datos más recientes sobre la calidad del aire ofrecidos por España confirman el incumplimiento sistemático de las normas europeas sobre los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), reglas que son legalmente vinculantes desde 2010», ha explicado en una rueda de prensa Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca.

Las decisiones de Bruselas forma parte de la acción reforzada de la Comisión para colaborar con los Estados miembros en la protección de la salud de los ciudadanos contra la mala calidad del aire, tal como se establece en la Comunicación de la Comisión «Una Europa que protege: Aire puro para todos» de mayo de 2018.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, en España son atribuibles al NO2 casi 9 000 muertes prematuras anuales.

La Comisión Europea recuerda que cuando se rebasan los valores límite fijados por la legislación de la UE sobre la calidad del aire ambiente (Directiva 2008/50/CE), como en el caso de España, «los Estados miembros deben adoptar planes de calidad del aire y garantizar que dichos planes establezcan medidas adecuadas para que el período de superación de los valores sea lo más breve posible. Guiada por el principio de subsidiariedad, la legislación deja a los Estados miembros la elección de los medios para cumplir los valores límite».

VILLACÍS: PP Y CS NO SON RESPONSABLES

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha asegurado que Partido Popular y Ciudadanos no son responsables de la posible multa: «Es una denuncia que empezó en 2015 basada en datos de medición que no se corresponden con este equipo de gobierno. Es la medición durante el mandato de Carmena y a consecuencia de sus políticas medioambientales. Haremos todo lo posible por que no pongan multa pero para nada somos responsables».