hacer la maleta
Tiempo de lectura 2 minutos


El verano y los puentes son los momentos del año en que más maletas hacemos. Irnos de viaje a veces puede suponer un dolor de cabeza, en especial si cogemos avión, si no sabemos hacer la maleta. Hay muchas maneras de guardar la ropa, pero pocas son efectivas.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de hacer la maleta es el tiempo que nos hará en el lugar a través de algunas páginas web como Weather. En base a eso decidiremos qué tipo de ropa llevarnos y ahí es cuando surge el segundo aspecto a considerar, cuánta ropa llevar. Tenemos que tener en cuenta que para hacer la maleta de la mejor manera hay que llevar lo necesario y pensar que dependiendo los días a lo mejor nos toca lavar alguno de ellos. Esto se puede hacer con el método tradicional (lavabo y frotar) o con las lavadoras portátiles (uso aconsejable para largos viajes).

A pesar de que hacer la maleta en primera instancia es fácil ya veremos como no lo es si no usamos nuestros trucos. Las camisetas/jerséis y pantalones podemos enrollarlos para que ocupen menos espacio. Es recomendable que los pantalones se enrollen de manera individual mientras que las camisetas y jerséis se hagan en grupos de 3 o 5 prendas. De esta manera observaremos como el espacio crece en nuestra maleta. El calzado es preferible llevarlo de tela de modo que se pueda aplastar (para que ocupe menos espacio) sin que se estropee. Un sitio donde podemos guardarlo es en las bolsas de bocadillos porque por su tamaño entran idealmente. En caso de que no podamos llevar calzado de tela podemos aprovechar el espacio de dentro para guardar ropa interior o calcetines.

El aseo es necesario separarlo si vamos a coger un vuelo porque tendremos que hacer la maleta aislando los líquidos en bolsas herméticas que si no compramos nos dan en el aeropuerto. Para ahorrar espacio podemos usar un cepillo de dientes de viaje de modo que ocupe menos. Del mismo modo usar un gel de ducha de cuerpo y cabello para así llevar un bote menos. La bolsa con los líquidos (no más de 10 recipientes con una capacidad máxima de 100 ml cada uno) debemos dejarla en un lugar accesible de la maleta porque al pasar los controles de seguridad nos harán sacarla. 

Si vamos a ir a un lugar donde tenemos que llevar abrigos podemos o llevarlo puesto en el avión (de esta manera ahorramos espacio en la maleta) o comprar bolsas al vacío que no necesiten aspiradora. Otra manera de ahorrar espacio es rellenando los pequeños huecos que queden con objetos pequeños. Si vamos a hacer un viaje turístico y tenemos pensado traer souvenirs debemos de tenerlo en cuenta para a la vuelta tener espacio para guardarlos.

Hacer la maleta puede ser una ardua tarea, aunque muy eficaz si se hace de manera efectiva. No debemos olvidar que cuanto menos llevemos menos pesará, en especial si llevamos mochila.