Foto: © EFE
Tiempo de lectura 2 minutos


CARTA ABIERTA PARA LOS SECRETARIOS GENERALES DEL PSOE Y UNIDAS PODEMOS (Pedro Sánchez Pérez-Castejón y Pablo Iglesias Turrión)

Septiembre de 2019

D. C. L.

(Un votante de izquierdas)

Estimados Sr. Sánchez y Sr. Iglesias:

Creí que nunca diría esto pero, a día de hoy, me avergüenzo de ser de izquierdas.

Para ser exactos, me avergüenza ser de izquierdas en un país donde a los máximos representantes de los partidos que me representan se les llena la boca con expresiones como “gobierno progresista”, “ gobernar para la gente corriente”, “justicia social” y sin embargo, con sus actos, vacían de significado todos estos términos.

Pero antes de todo, disculpen mi mala educación, me presento. Me llamo Daniel y tengo 34 años, soy de Granada pero resido en Madrid desde hace 10 años. Estoy casado, tengo un hijo de casi 2 años y otra peque en camino. No nos podemos quejar, somos una familia feliz y nos sentimos afortunados por tener dos buenos trabajos, una familia que nos quiere y lo más importante salud en nuestros seres queridos.

Miren, desde que tengo edad para votar no he faltado a una sola de las elecciones (ni siquiera durante el año que estuve de Erasmus). Siempre he votado a alguna de las formaciones que ustedes representan porque soy de izquierdas, tengo unas convicciones muy claras. Soy de una familia humilde donde, con el único sueldo de mi padre (electricista), salimos adelante y estudiamos una carrera universitaria tanto mi hermana (maestra) como yo (ingeniero). ¡Qué orgullo para todos, los primeros licenciados de la familia!

Qué agradecidos estamos por las becas que recibimos en distintas fases de nuestros estudios. Si no fuera por ellas yo no hubiera podido ir a Alemania a cursar asignaturas con el programa Erasmus, no hubiera aprendido alemán ni hubiera perfeccionado mi inglés ni hubiera podido hacer unas prácticas en una potente empresa tecnológica alemana que luego me abrió las puertas para mi primer contrato laboral en España.

Bien, ahora que conocen algo más de mí, les puedo seguir hablando del motivo que me ha llevado a escribirles esta carta.

Les confieso que el pasado 28 de Abril fui al colegio electoral con ilusión. Hasta casi el último momento no decidí mi voto, pero no estaba preocupado, lo que sí tenía claro es que iba a votar al PSOE o a Unidas Podemos. Como yo hubo muchísima gente en España que salió decidida a votar a opciones de izquierda a raíz de las buenas sensaciones de los últimos meses en los que se habían impulsado tantas medidas sociales acordadas entre sus partidos. Pero no nos engañemos, el verdadero motivo por el que la mayoría de votantes de izquierda fueron a las urnas el 28 de Abril fué la amenaza de Vox y el posible pacto entre las derechas.

Cuando deposité la papeleta en la urna lo hice de la mano de mi pequeño de año y medio. Qué orgullo sentí. Pensé que con ese simple gesto estaba haciendo algo que tendría un gran impacto sobre el futuro de mis hijos y entonces pensé que cuando tengan edad les tendré que explicar temas tan importantes como, por qué se pagan impuestos, por qué es bueno pagarlos, por qué los que más tienen deben aportar más para ayudar a los que menos tienen,  que hay que predicar con el ejemplo, etc..

Meses después, y tras la decepcionante gestión que han hecho ustedes y sus partidos de las negociaciones para una investidura que diera como resultado un gobierno progresista aquellos votantes ilusionados se han convertido en ciudadanos decepcionados.

Ciudadanos de izquierdas decepcionados que se han quedado huérfanos de representación. Porque yo ahora no le podré explicar a mis hijos que la gente de izquierdas y progresista es gente solidaria, que antepone el interés general al interés particular, porque les tendré que decir que nuestros representantes son unos farsantes y que solo se representan a ellos y a los intereses de sus partidos. Porque anteponen su ego personal a las necesidades de la gente que lo pasa mal y sobre todo porque son capaces de dejarnos a todos, y especialmente a sus votantes, a merced de una alianza de derechas en las próximas elecciones.

¿A quién creen que votaré en las próximas elecciones? Quizás será la primera vez que me quede en casa aprovechando el Domingo para disfrutar de mis hijos. Quizás eso sea más útil para el futuro de mis hijos que votarles a ustedes.

Atentamente,

D. C. L.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *