Tiempo de lectura 1 minuto


La artista hispanobrasileña Sara Ramo ha inaugurado la exposición ‘La caída y otras formas de vida’ en la Sala Alcalá 31 de la Comunidad de Madrid, donde propone una intervención sobre el espacio de este edifico como si fuese una escenógrafa que parodia las formas expositivas de las galerías clásicas.

La muestra, que se puede visitar de forma gratuita hasta el 3 de noviembre y que está comisiariada por Claudia Rodríguez-Ponga, toma como referencia el espacio expositivo del que se dispone, es decir, la Sala Alcalá 31, y más que analizar sus elementos arquitectónicos, lo que Sara Ramo busca es convertirse en escenógrafa del mismo.

La muestra se articula en dos espacios: la planta baja, donde la artista trabaja en las columnas de la sala, y la primera planta, donde Ramo ofrece un conjunto de ‘collages’ textiles tienen un aroma carnavalesco y, dispuestos a modo de telones, ofrecen cierta cualidad teatral.

El edificio que alberga la Sala Alcalá 31 fue construido entre 1935 y 1943, sobre un proyecto de Antonio Palacios, para albergar el Banco Mercantil e Industrial de Madrid.

Lo que hoy es el espacio expositivo, en su momento era la sala de operaciones de la entidad (donde los clientes podían hacer uso de las ventanillas de valores) organizada espacialmente como un templo clásico de planta basilical.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *