Tiempo de lectura 2 minutos


A los madrileños les gusta su agua. Y mucho. Y la valoran desde dentro pero sobre todo cuando traspasamos nuestras fronteras. Según un estudio del Canal de Isabel II los usuarios otorgan a la compañía una calificación media del 8,53.

Entre los atributos mejor valorados por los usuarios se encuentran la continuidad con el suministro (9,07), la calidad, sabor y transparencia del agua (8,48), la presión del agua (8,32), la excelencia y seguridad en el servicio que presta (8,01), su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente (7,88), la transparencia y confianza que les transmite (7,55) y el orgullo de tener a Canal de Isabel II como suministradora de agua (7,30).

En el lado contrario, obtiene una nota más baja la tarifa, que los usuarios valoran con un 7,1 frente al 6,48 con el que se cerró 2018. Sin embargo, los usuarios valoran muy positivamente la periodicidad y puntualidad de la factura y la claridad de la información que aparece en ella. Finalmente, la nota otorgada a la imagen de la empresa también ha mejorado respecto al dato del año pasado y ha pasado de un 7,49 a un 7,89.

Preguntados por cómo valoran a Canal de Isabel II en relación con otras empresas suministradoras, los encuestados otorgan a la compañía de aguas un 8,53 frente a un 7,54 para el gas, un 7,38 para la electricidad y un 7,00 a la telefonía.

Satisfacción en los municipios

La encuesta de satisfacción también analiza la satisfacción de sus clientes en todos los municipios de la región en los que presta servicio y pondera con mayor representatividad a las 15 poblaciones con mayor número de habitantes.

Así, en el epígrafe de continuidad y garantía del suministro, las poblaciones más satisfechas son Valdemoro, Parla, Fuenlabrada, Móstoles, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Torrejón de Ardoz y San Sebastián de los Reyes, con notas medias por encima del 9,3. En cuanto a calidad del agua, el ranking lo encabezan Parla, Torrejón de Ardoz, Las Rozas, Colmenar Viejo y Pozuelo de Alarcón.

Nueva flota de coches eléctricos

La nueva flota de coches eléctricos de Canal de Isabel II reducirá en un 30% las emisiones contaminantes a la atmósfera. Así, los 69 vehículos eléctricos que forman parte de la flota evitarán la emisión de más de 124 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Si bien Canal de Isabel II cuenta con vehículos eléctricos desde hace seis años, el último contrato licitado por la empresa pública responsable del ciclo integral del agua en la Comunidad de Madrid apostó de manera decidida por esta forma de movilidad más sostenible y respetuosa con el medio ambiente y multiplicó por 13 la adquisición de vehículos 100% eléctricos. 

«Desde el Gobierno regional apostamos por un modelo basado en la economía circular. Es necesaria una transición energética inteligente que nos permita avanzar hacia un modelo de movilidad que aúne la eficiencia y la libertad en la implantación de energías más limpias, en línea con nuestros compromisos europeos en materia medioambiental», señala la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín.

Canal de Isabel II nació hace casi 170 años para abastecer de agua a la ciudad de Madrid y hoy presta servicio a más de seis millones de personas en toda la región.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *