Tiempo de lectura 1 minuto


Policía Nacional, Guardia Civil, Bomberos, Agentes Forestales, Emergencias y casi un centenar de voluntarios buscan a Blanca Fernández Ochoa desde la mañana de este lunes, cuando se reactivado el dispositivo de búsqueda con epicentro en Las Dehesas de Cercedilla, lugar en el que este domingo se encontró su vehículo.

Fernández Ochoa, en paradero desconocido desde el 23 de agosto, fue vista por última vez en ese vehículo, un Mercedes clase A de color negro con matrícula 0213CKD; en Aravaca.

Varios excursionistas han asegurado que el coche no llevaría más de un día aparcado en el lugar, algo que aumenta las posibilidades de encontrarla con vida. El vehículo fue hallado sin signo alguno de violencia.

La familia de Blanca Fernández Ochoa está «cien por cien segura» de que su desaparición se debe a «un accidente».

Adrián Federighi, cuñado de la campeona olímpica, que está ejerciendo de portavoz de la familia, asegura que la única hipótesis que barajan es la del accidente. «Al estar sola y sin móvil es complicado pedir auxilio si ha pasado algo en el monte. Es habitual que salga de casa sin teléfono. Esquiva el móvil. No le gusta mucho el móvil ni la gente. Es muy habitual que salga sola y que ande por el monte».